alguien puede... darme informes sobre el primer caso de leptospirosis bovina en mexico?...?

el primer caso en mexico... trabajos hechos sobre este primer caso... caracteristicas....

1 respuesta

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    La leptospirosis es una enfermedad endémica reconocida en la República Mexicana desde 1920; en Jalisco no hay referencia sobre la incidencia de este padecimiento. En este trabajo se estudia la seroprevalencia a leptospiras en 112 trabajadores de dos grupos de riesgo en la ciudad de Guadalajara, Jal., 77 del rastro de la ciudad y 36 del sistema de agua potable y alcantarillado. Se les tomó una muestra de 5 ml de sangre, que fue procesada por microaglutinación para titulación de anticuerpos contra leptospiras seleccionados por procedimientos aleatorios. Se investigó seroprevalencia a leptospiras, principales serotipos, edad y antigüedad en el trabajo.

    Resultados: en trabajadores del agua potable y alcantarillado, la prevalencia fue de 36.1%; en trabajadores del rastro fue de 24.7%. Predominaron los serovares L canicola y L pomona. Las tasas de prevalencia encontradas en este estudio son superiores a las consideradas para población urbana del Distrito Federal de 2 a 4% y para otros estudios en grupos de riesgo similares de otros países; los serovares encontrados son diferentes en los grupos de riesgo.

    Se concluye que en Jalisco la leptospira circula, su presencia en estos dos grupos de riesgo es un buen ejemplo; se requieren programas de protección específica a través de la inmunización contra el padecimiento, así como la observancia de las medidas de protección sugeridas por la norma oficial mexicana.

    La leptospirosis en una de las zoonosis más difundidas. Fue descrita por primera vez por Weil en 1886.1 En México, los primeros casos de leptospirosis fueron reportados por Noguchi y Klieger en 1920, en estudios efectuados en Yucatán.2 En 1921, en la ciudad de Veracruz, Pérez Grovas aisló leptospiras en pacientes considerados como casos de fiebre amarilla.3 En 1931, en Mazatlán, Gastélum refirió la existencia de leptospirosis en los litorales mexicanos. Seis años después, Bustamante describió tres casos de enfermedad de Weil, uno de ellos confirmado serológicamente por Bauer en Nueva York.4

    Su presencia en México fue confirmada durante la segunda mitad del siglo pasado a través de encuestas de prevalencia nacionales y regionales efectuadas por Varela y col. en 1958, 1961, 1965 y 1972.5, 6, 7, 3 Las cifras que estos autores registran nos permiten establecer tasas de prevalencia de 14.7%, 16.9%, 16.9% (que ratifica al anterior) y 18.2%, respectivamente; en 1976 y 1984, Zavala y col. reportaron en Chiapas y Yucatán una prevalencia de 14.5% y 14.1%.8, 9 Podemos considerar como altas todas las cifras reportadas por estos autores.

    En 1989, Caballero y col. reportaron 7.3% en 6 880 sueros que procedían de pacientes del Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (INDRE), y 2% en 450 sueros de población abierta de la ciudad de México, que se utilizó como grupo control.10 En 1995, Gavaldón y col. reportaron una prevalencia de 7% en 206 sueros de candidatos a donadores sanguíneos del banco de sangre de la Cruz Roja de la ciudad de México.11

    En Jalisco, la primera referencia es de 1961, con una tasa de 34.9%, en la población de La Manzanilla; sin embargo, este resultado no fue ratificado en la encuesta nacional de 1965.6, 7 Los reservorios de la leptospira son múltiples e incluyen mamíferos silvestres, domésticos y de uso comercial, como el ganado. Los estudios de seroprevalencia y bacterioscópicos realizados en México en diferentes especies de animales también revelan cifras altas: perros, 72%; ganado lechero, 35%; caballos, 24%; cerdos, 28%. También se ha encontrado positividad en pollos, palomas, gatos, conejos y ratas, estas últimas por identificación de leptospira en orina, en Veracruz y Tampico.12, 13, 14, 15

    En estudios realizados en el zoológico de Chapultepec, en la ciudad de México, se encontró positividad en las siguientes especies: loba canadiense, panda gigante, pécari, venado cola blanca, león africano, pantera, coyote, oso polar, rinoceronte, león marino, orangután, lobo ártico, cebra, rinoceronte negro y tigre.16 En otros países, como en los Estados Unidos, las tasas de prevalencia de leptospiras registradas de 1974 a 1994 van de 0.02 a 0.05/100 mil habitantes. En Cuba, de 1992, 1993 y 1994, de 5.3, 7.2 y 9.8/100 mil habitantes; en Israel, 1970, de 0.7/100 mil habitantes.17, 18, 19

    Podemos identificar clínicamente formas leves, moderadas y graves, esta última por hemorragia pulmonar, por edema agudo pulmonar, insuficiencia respiratoria, neumonía, por insuficiencia renal, por sangrado de tubo digestivo, por miocarditis, por trastornos de coagulación.20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27

    Este estudio explora la posible circulación de la leptospira en el estado de Jalisco, y más específicamente en trabajadores del rastro y en trabajadores del sistema intermunicipal de agua potable y alcantarillado en Guadalajara, ambos grupos considerados de riesgo,28 y con escasa información en el país acerca del comportamiento de la espiroqueta en ellos.

    Material y métodos

    En el rastro de Guadalajara (RG) se estudiaron 77 (43.5%) de los 177 trabajadores, con base en el cálculo del tamaño mínimo de muestra, mediante la formula de proporciones Z2 (pq)/d2, en donde Z2 (nivel de confianza del 95%)=1.962, p=10.0%, q (1-p)=90%, d2 (nivel de significancia)=5%. Por lo tanto, (1.962x0.10x0.90)/0.052=138. Considerando el universo se aplicó la fórmula de factor de corrección (FC), donde FC=n=n0/1+n0-1/N, en donde N=177 y n0=138, por lo tanto n=138/(1+(138-1)/177)=77 individuos, a los que se aplicó afijación proporcional considerando el personal en los departamentos del rastro: matanza de cerdos, reses, terneras, ovicaprinos y esquilmos.

    Una vez obtenido el listado nominal, se seleccionaron los trabajadores por procedimientos aleatorios, se les tomó una muestra de sangre de 5 ml que se depositó en un tubo estéril de vidrio de 13x100 mm con tapón de hule y posteriormente se separó el suero por centrifugación. Las muestras se enviaron al INDRE (actualmente se llama Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológica).

    En los sueros se aplicó la técnica de microaglutinación y se utilizó el medio líquido de Korthof para titular anticuerpos contra leptospiras en suero, donde los sueros problema y dos sueros control, uno positivo y otro negativo, se inactivaron a 56° C por 30 minutos.

    En un portaobjetos se puso una gota del suero por estudiar y una gota de cultivo; a las laminillas se les colocó un cubreobjetos y se dejaron reaccionar por 30 minutos. Se observaron las preparaciones al campo oscuro: las que presentaron 50% de células aglutinadas se consideraron positivas. Para la prueba cuantitativa se hicieron diluciones del suero: los sueros fueron probados con las leptospiras L. pomona, L. canicola, L. grippotyphosa y L. icterohaemorragiae. La dilución tomada como positiva fue de 1:160 y más.

    En el caso de los trabajadores del sistema de agua potable y alcantarillado (SIAPA), se tomó el departamento de operación, distribución y mantenimiento del sistema (personal que trabaja en drenajes). El universo consistió de 53 trabajadores. Se aplicó la misma fórmula cambiando los valores: Z2 =90% (1.652) p=.13 q=.87 y d2=5% (.052). Se aplicó factor de corrección y el tamaño de la muestra fue de 37; un trabajador se negó a participar y finalmente la muestra quedó en 36.

    El resto del proceso fue similar al del grupo de riesgo anterior. Los sueros fueron procesados entre 1995 y 1998. Se consideró la edad, la antigüedad en el trabajo, tipo de actividad, seropositividad a leptospira y serotipo. Los resultados se presentan en cuadros, porcentajes y tasas. El estudio es de tipo observacional, descriptivo y transversal.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.