Necesito una poesía de despedida para que los niños de kinder la reciten en la entrega de constancias.?

2 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Carta de despedida

    "Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero si pensaría todo lo que digo.

    Daría valor a las cosas, no por lo que valen sino por lo que significan.

    Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos perdemos sesenta segundos de luz.

    Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen.

    Escucharía cuando los demás hablan, y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate.

    Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto no solamente mi

    cuerpo, sino mi alma.

    Dios mío, si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo y esperaría a que saliera el sol.

    Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti, y una canción de Serrat sería la serenata que le ofrecería a la luna.

    Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas y el encarnado beso de sus pétalos.

    Dios mío si yo tuviera un trozo más de vida. no dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero ¡!!!!!!

    Convencería a cada mujer u hombre de que son mis favoritos y viviría enamorado del amor.

    A los hombres les probaría cuan equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.

    A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar.

    A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez sino con el olvido.

    Tantas cosas he aprendido.

    He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada.

    He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su puño, por vez primera el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.

    He aprendido que cuando un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, es cuando ha de ayudarle a levantarse.

    Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no me habrán de servir, porque cuando me guarden en esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.

    GABRIEL GARCIA MARQUEZ

    Cuando seamos grandes...

    Cuando seamos grandes, no nos olvidemos que para las noches se hicieron los cuentos, y los reyes magos, y los duendes buenos; que sólo hace falta cuando llega el sueño tener bien a mano la voz de un abuelo.

    No nos olvidemos que en una vereda cabe un mundo entero, de risas y ruedas, que no hay mar tan nuestro como el de la acequia, que con dos pedales de una bicicleta lo que queda lejos siempre queda cerca.

    No nos olvidemos de las maravillas que guardan adentro las cosas sencillas, los viejos cajones, la flor, la semilla.

    La vida es un viaje y es cuestión de vida sentarnos al lado de la ventanilla.

    Cuando seamos grandes va a ser muy bonito tener como amigos a los animalitos y gritarles cosas y entender sus gritos,

    y explicar los vuelos por el infinito...(los grandes no entienden a los pajaritos).

    No nos olvidemos cuando seamos grandes que un beso es un modo de quedarse en alguien, que siempre es horario para acariciarse, que el amor es todo, que ternura es madre, que hay que estar temprano cuando se hace tarde.

    Cuando seamos grandes no nos olvidemos de la fantasía, del sol y los juegos, y los cumpleaños, y el circo viajero,

    los pasayos tristes, los muñecos buenos, la hermosa costumbre de decir:

    ¡TE QUIERO!...

    Ojalá que nunca dejes de soñar, de jugar, de besar, de acariciar, de amar...

    Ah!! Y nunca te olvides...al ser grande, de la maravillosa virtud de saber perdonar...

    CARTA DE DESPEDIDA PARA LAS FAMILIAS

    Es el momento de despedirnos de este jardincito. El hermoso viaje que comenzamos juntos llegó a su fin.

    ¡Qué lindo es mirar para atrás, como asomándose por una ventana y recordarte con esa carita de asustado, con tu guardapolvo, tu mochila nueva y un vasito listo para compartir la merienda!.

    Trabajamos mucho, como hormiguitas laboriosas, sin descuidar los detalles, compartiendo y ayudándonos a crecer.

    Muchas veces, te diría que casi todos los días, me sentí una gallina, rodeada de sus pollitos.

    Compartimos paseos, disfrutamos de las tardes de sol y vimos llover juntos desde las ventanas de la salita que nos cobijó este año.

    Debo reconocer que disfruté mucho estando con vos, porque tu entusiasmo y curiosidad me contagiaron y renovaron cada día.

    Junto a tu familia intentamos hacer de tí una buena persona, quisimos educarte en libertad, hacer que crecieran tus alas para ayudarte a volar durante toda tu vida.

    Hemos pasado momentos buenos y de los otros. Me quedo con la carcajada, la emoción, la sorpresa, los perdones, el juego, la alegría...

    Puse de mí lo mejor. Pido perdón por aquellas cosas que me salieron mal, aún proponiéndome hacerlo bien.

    Yo te aseguro que tu lugar en mi corazón será siempre tuyo...

    Querida familia hoy ya forman parte de mis afectos. ¡Gracias por haberme confiado a tu tesoro más grande, tu hijo!

    Les deseo un ¡FELIZ AÑO!

    Con todo el cariño de quien mucho los quiere...

    De mi jardín me despido

    Niño de 5 años:

    De mi jardín me despido este día tan singular donde todos terminamos, la educación preescolar, una mañanita de agosto, llegamos a este jardín, los niños que estaban llorando, ellos no querían venir, después nos fuimos conociendo todos los compañeros y compañeras, también a las maestras.

    Mi maestra siempre quiso, que aprendiera muchas cosas, a tomar bien las tijeras, a mirar con atención, como nace una semilla, como crece una flor, como se forma los niditos, a escribir mi nombre, también el de papá, y mamá

    A juntar uno mas dos, a contar dos mas dos y a conocer que dos mas dos son cuatro, también me enseño a tener muchos amiguitos y a nunca pelear.

    Adiós a mis queridos compañeros, adiós a mi querida maestra, a primaria he de llegar muy contento y muy seguro aseadito y puntual, para leer con cuidado todo lo que la maestra escriba en el pizarrón...

    A primaria he de llegar.

    Espero que te sirva

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    Adios Jardin querido

    hoy tengo que alejarme

    mas un recuerdo dulce

    en mi alma llevare

    Crecieron ya mis alas

    y como un pajarillo

    voy a dejar el nido

    en que feliz me aye

    Mas cuando el tiempo vuele

    y pasen muchos años

    ya sea cerca o lejos

    jamas te olvidare

    Esta es una cacion que los niños de tercero cantan de despedida pero igual la puedes emplear como poesia, espero te sea util y te guste. Bye.

    • Inicia sesión para responder preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.