¿cuantas tribus urbanas hay en argentina?¿cuales son?

necesito información acerca de este tema ya que tengo que realizar un trabajo donde este desarrollada cada tribu... gracias por favor sean especificos !!!

1 respuesta

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Aquellas pandillas, bandas o simplemente agrupaciones de jóvenes que visten de forma similar y llamativa, que poseen hábitos comunes y hasta lugares fijos de reunión, podrían ser denominadas tribus urbanas.

    El espectro es variado pero aún no llega a alcanzar el índice de presencia que poseen las grandes metrópolis del mundo. Buenos Aires, como capital del país, se destaca por su tendencia a incubar este tipo de subculturas. Conforme nos alejamos de las grandes urbes, el fenómeno decrece e inclusive se notan grandes cambios en las características de estos grupos. Las tribus, a pesar de sus diferencias contundentes, presentan una triste característica en común, la violencia como medio de autoafirmación

    Barras bravas:Pertenecer a un equipo de fútbol también permite el reconocimiento en cualquier circunstancia. Escuchar "soy de Boca" como respuesta a la pregunta "de qué cuadro sos" satisface la curiosidad del Xeneize que preguntó, a quien no le interesa ahondar en la ocupación, educación formal, familia o preferencia política de su interlocutor. Esta curiosidad prontamente satisfecha tranquiliza al interlocutor, quien por una vez en la semana, tras haber recorrido oficinas con avisos clasificados bajo el brazo, no tendrá que negar hijos en edad escolar ni cambiar su edad para conseguir empleo. Difícilmente los habitantes de la tribuna se interesen por conocer antecedentes penales, situación conyugal o conocimientos de PC e inglés de aquel que, en la misma tribuna, comparte el sentimiento por un equipo. "Para un peronista no hay nada mejor que otro peronista", cuentan que decía Juan Domingo Perón. "Para el hincha de un equipo no hay nada mejor que otro hincha de ese mismo equipo", es la afirmación que subyase en el sencillo trámite de admisión para hinchas en estadios de fútbol, a juzgar por la ausencia de preguntas en la tribunas acerca de la condición socioeconómica, penal política o educativa.

    Las tribus:

    Un recital de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota convoca a diferentes tipos de tribus como por ejemplo heavies, barras bravas y aquellos que no pertenecen a ninguna categoría oficial pero que forman parte de este nuevo fenómeno que el Indio Carlos Solari denomina “Las Bandas”.

    Porteños, rosarinos, cordobeses, mendocinos y seguidores de gran parte de la Argentina se dan cita en el lugar elegido para la ceremonia. Llegan en grupos de 7 u 8 personas y se instalan en carpas. En los días previos al recital, el alcohol (Cerveza, vino y fernet), la marihuana y la música se convierten en denominadores comunes de esta nueva tribu.

    La violencia no se hace presente hasta el momento en que aparece la policía. Las Bandas consideran que tienen una cuenta pendiente con esta institución desde 1991 cuando Walter Bulacio fue arrestado en la entrada de un recital para luego morir en un hospital de la zona.

    Para el Indio Solari, "las tribus" son "chicos de barrios desangelados, que no saben de discotecas para modelos y estrellas de rock, ni de autos locos ni de navidades artificiales. Pibitas embarazadas que lloran su dolor en una esquina... chicos bombardeados, sin padres ni hermanos, con la esperanza arrodillada a los pies de la recaudación de un taxi".

    http://urbestribales.blogspot.com/

    En la plaza Rodríguez Peña, ubicada en el norte de esta capital, Buenos Aires, caben todas las tribus urbanas que se reúnen para tomarse alguna cerveza y escuchar música cada sábado.

    Las tribus urbanas que existen en Buenos Aires comparten territorios de la ciudad sin enfrentarse entre ellas, en un silencioso pacto de no agresión que consolida una cultura de tolerancia en esta urbe sudamericana.

    Los llamados "emos", jóvenes tristes sin esperanza en el futuro, se reúnen cada sábado por la tarde en la plaza Rodríguez Peña, ubicada en el norte de esta capital, para tomarse alguna cerveza y compartir con otros miembros de su "clan".

    Allí, vestidos de negro y con detalles fosforescentes en sus ropas que los diferencian de los "punk", se dejan ver con sus ojos maquillados y flecos que les cubren los ojos, pero sin generar desconfianza a los vecinos de la zona, a pesar de su estética.

    Son apenas una treintena de jóvenes que se declaran decepcionados de la sociedad que han construido los mayores y para manifestar su verguenza se dejan esos largos flequillos que esconden sus miradas.

    Los "emos" comparten territorio en esa misma plaza y a esa misma hora con los "góticos" y los "darks", que también se reúnen a pasar la tarde para después terminar en alguna oscura discoteca de la zona metropolitana de Buenos Aires.

    Cada una de las denominadas tribus urbanas se ubica en un punto diferente de la Plaza, y se manejan con códigos silenciosos que se transmiten sobre todo a través de la ropa, ya que las nuevas generaciones de jóvenes han desideologizado los movimientos.

    Los "góticos", que tienen su origen en Europa y se caracterizan por la expresión visual de estados anímicos y sentimientos profundos, se diferencian de las otras tribus porque les gusta deambular por los centros comerciales de la ciudad.

    Ahí, siempre en grupos pequeños, los "góticos" encuentran locales alternativos con los productos que satisfacen a esta cultura urbana, sobre todo los "animés" japoneses (personajes animados), de donde toman elementos estéticos para construir su vestuario.

    Los "dark", que nacieron en Francia con la influencia de obreros y estudiantes que se vistieron de negro y se maquillaron el rostro de blanco para protestar por la opresión social, son el grupo más numeroso, pues llegan a sumar más de 100 en cada encuentro.

    Mientras los "góticos" priorizan el terciopelo y los corsés victorianos en su ropa, en los "dark" abundan las camisas con estoperoles y largas capas, en un estilo vampiresco.

    En lo que sí coinciden todas estas tribus es en la pasión por la oscuridad, de ahí que poco les importe compartir territorio en discotecas, en las que apenas si pueden verse mientras escuchan la música que acompaña sus movimientos.

    A la competencia de tribus han ingresado, aun de manera incipiente y en pequeños grupos, los "pokemones", jóvenes que se basan en la estética de ese dibujo animado y que se colocan pasadores de colores en el cabello y se pintan los labios de rojo pasión.

    Los "pokemones" también se visten de negro, pero con elementos lúdicos que remiten a la infancia, como muñequitos de colores y, además, escuchan música alegre como el reggeaton, en vez de la música electrónica que prefieren otra tribus.

    Los "punks" tienen otro punto de reunión, en la Plaza del Congreso, en pleno centro de la ciudad, a donde llegan los sábados y domingos con sus peinados tiesos y geométricos, ropa de cuero y estoperoles.

    Al igual que el resto de las tribus, los "punk" son observados con recelo por el ciudadano común, que suele identificarlos con drogas, delincuencia y descontrol a pesar de que estos nuevos movimientos se han mantenido alejados de las páginas de nota roja.

    A diferencia de lo que ocurre en otras urbes latinoamericanas y de otras regiones del mundo, en Buenos Aires las tribus urbanas distan mucho de ser masivas y, por lo menos hasta ahora, han logrado convivir pacíficamente entre ellas.

    http://www.eluniversal.com.mx/notas/492614.html

    Chau, hasta la vista!!

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.