Marlene preguntado en Familia, Amor y RelacionesFamilia · hace 1 década

Podrias resistir el dolor de perderla dos veces?..?

Ser madre es considerar que es mucho más noble sonar narices y lavar pañales que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada.

Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, y que tomen leche.

Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias; sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada.

Es quedarse desveleda esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega hacerse la dormida para no fastidiar.

Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas.

Es llorar cuando ve a los niños contentos y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo.

Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.

Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan.

Es decir, que 'son cosas de la edad' cuando la mandan al carajo.

Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida y que llora de emoción porque uno se acuerda de ella una vez al año: el Día de la Madre.

El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho. Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblemente huérfano.

Por suerte hay una sola... **Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces...'

Actualización:

Fuente:

Isabel Allende.

11 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Madre

    En tus brazos me viste crecer

    Regalándome día a día tu vida

    Tus palabras las llevo en el alma

    Y tus caricias en el corazón

    No existe en el mundo tanto amor

    Solo el tuyo madre mía

    No existe semejante calor que calme mis alegrías.

    Llevas el océano en tus manos

    Y en tu mirada el amanecer

    Que me enseñaron a crecer.

    Por ti ya no tengo heridas

    Por ti ya aprendí a querer

    Solo por ti madre mía..

    No me dejes sola en esta vida

    Por que lentamente moriría..

    ----------------------------------------------------

    Te empecé a amar desde el día que supe que estabas dentro de mi pasita, empecé a imaginarte como serias, como estarías dentro mió 9meses, empecé a darme cuenta, que mi cuerpo, cambiaria, y que tu vivirías en mi 9meses, empecé a soñar, a ver mi futuro contigo, ya tenia tus nombres por si eras niño, Rodrigo, por si eras niña Malena, pero te fuiste así como viniste,

    Bebe, no se pudo realizar mi sueño, te marchaste, por que Dios quiso que no era momento de nacer, de salir a este mundo, de estar a mi lado, me duele mucho tu partida, mi bebe, pero se que así fue mejor, te amo, y aunque solo estuviste poquito en mi pancita, yo te sentí, yo reí de felicidad por ti soñé contigo, soñaste conmigo....

    Pero ahora lloro mi bebe, tu partida, lloro, aunque me consuelo, que no es mi culpa, pero te extraño, y aunque otro venga en tu lugar mas adelante, nunca te voy a olvidar por vos fuiste mi primero......Adiós bebe mió

    -----------------------------------------

    Dios estaba muy ocupado en crear a las madres, llevaba ya seis días trabajando horas extraordinarias, cuando un ángel se le presentó y dijo: Te afanas demasiado Señor.

    Entonces Dios le contestó: Acaso no has leído las especificaciones que debe llenar esta criatura: Tiene que ser lavable de pies a cabeza, pero sin ser de plástico; llevar 180 piezas movibles, todas reemplazables, funcionar a base de café negro y de las sobras de la comida, poseer un regazo que desaparezca cuando se ponga de pie, un beso capaz de cubrir todo, desde una pierna rota, hasta un amor frustrado, y seis pares de manos...

    Y el ángel confundido observó: ¿Seis pares de manos? ¡Eso es imposible! no son las manos el problema (agregó el señor), sino los tres pares de ojos.

    ¿Y eso es para el modelo normal? (inquirió el ángel) El Creador asintió: Uno para ver a través de la puerta siempre que pregunte: "¡Niños! ¿qué andan haciendo allá adentro?" aunque ya lo sepa muy bien, otro detrás de la cabeza para ver lo que más le valiera ignorar, pero que precisa saber, y desde luego, los de adelante, para mirar a un niño en apuros y decirle, sin pronunciar siquiera palabra: "Ya te entiendo hijo, y te quiero mucho".

    El ángel le tiró de la manga y advirtió mansamente: Vale más que te vayas a la cama Señor, mañana será otro día.

    -No puedo. Y además me falta poco.

    Ya hice una que se cura por si sola cuando enferma, que es capaz de alimentar a una familia de seis personas con sólo medio kilo de carne molida, y de persuadir a un chiquillo de nueve años para que se esté quieto bajo la ducha.

    Lentamente el ángel dio la vuelta en torno a uno de los modelos maternales.

    Me parece demasiado delicada (comentó con un suspiro).

    -¡Pero es muy resistente! (aseguró Dios emocionado) no tienes idea de lo que es capaz de hacer y sobrellevar.

    ¿Podrá pensar?

    -¡Claro! y también transigir. Por último el ángel se inclinó y pasó un dedo por la mejilla de la modelo... ¡Tiene una fuga! -No es una fuga, es una lágrima.

    -¿Y para qué sirve?

    -Para expresar gozo, aflicción, desengaño, pesadumbre, soledad y orgullo.

    ¡Eres un genio Señor! Y Dios con perfil de tristeza observó: Yo no se la puse...

    -----------------------------------------------------------------

    Hay palabras que nunca salen de nuestros labios, por que creemos que no son necesarias pero hoy madre quiero decirte muchas cosas y que espero no sea tarde.

    Escúchame mamá: Madre se que ya estoy grande pero soy muy sensible y necesito de tus consentimientos, de tus arrullos, de tus regaños y de toda tu ternura. Hoy recordaba mi niñez, recordaba tus consejos, tus regaños…

    Regaños que ahora me doy cuenta que eran solo muestras de tu gran amor de madre.

    Madre mía, quisiera de todo corazón poder retroceder el tiempo para poder ser niña de nuevo y tal vez yo no comprendía.

    Madre mía, hoy la tristeza oprime mi alma, esa inmensa tristeza de no tenerte a mi lado, quisiera ser un pájaro para poder volar a tu lado, para poder decirte lo mucho que te necesito, para poder decir lo mucho que te amo, Madre te extraño mucho, te amo y me haces mucha falta y ahora entiendo todos tus consejos, tus regaños, y hasta tus enojo hay algo que nunca te he dicho y es que, has sido una gran madre, perdóname por hacerte sufrir, no ha sido mi intención.

    Perdóname por no ser como tú querías.

    Déjame amarte y desde lejos decirte que ahora que soy madre, te entiendo…

    Déjame arrodillarme y pedirte perdón por los malos momentos Madre mía, gracias por todos tus esfuerzos, por tus sabios consejos, por todas esas lágrimas que derramaste por mí, gracias por velar mi sueño cuando era niña y me enfermaba…

    Gracias por darme tu pecho, por darme la vida, por darme tu sangre, por darme tu tiempo, tu juventud y parte de tu cuerpo, tu que hiciste de mi una mujer de bien.

    Gracias por darme el regalo de la vida, por darme tu amor incondicional a tú manera.

    Madre mía, quisiera retroceder el tiempo pero es imposible, solo te puedo decir que todos esos hermosos momentos de mi niñez, los atesoro en mi mente y mi corazón, los guardaré como mi más preciado tesoro…

    Te recordaré y cada vez que vengas a mi lado haré de esas horas las más felices de tu vida, por esas lágrimas derramadas, por darme toda tu vida…

    Fuente(s): Poemas mios deseo que te gusten. Un beso le hago honor a las MADRES el ser mas hermoso que Dios.
  • hace 1 década

    Muy cierto en todo lo que dices en este bello escrito Marlene.

    Y siendo como eres una mujer y por supuesto "madre" como creo que eres.Entonces pienso que estas palabras son verdades que se llevan en el corazón para siempre.

    Gracias por el escrito amiga.

    Un beso para ti.

    Rafael

    Fuente(s): Rafael
  • Anónimo
    hace 1 década

    Pocos, gracias a Dios, la pierden dos veces, aquellos que la pierden bien pequeños y tienen la inmensa suerte de conseguir una segunda muy similar a la primera. Pero en verdad solo se reconoce el dolor madre, cuando se es madre o padre, antes no.

  • hace 1 década

    Hola Mar..

    Un día, cuando tenía 8 años, Enrique mi amiguito y vecino me pregunto.........Oye, ¿quien prefieres que muera primero

    tu o tu mamá???.....un poco confundido por no saber como interpretar el sentido...le dije, ¡yo cumpa...!

    Claro, jugabamos mucho a los vaqueros y ya estaba acostumbrado a ´´matar´´ y ´´morir´´ a cada rato...con nuestro revólver de última generación, hecha con el índice de la mano...obvio...

    Pero no quedo allí, es como que esa pregunta no murio allí, me acompaño toda la vida, hubo mucha gente en la vida que hubiera dado la mia a cambio de la suya, mis maestros de la primaria, mis amigos de infancia, mis amistades leales,quienes aun me acompañan, mi familia, mis hijos, y algun amor que me acompañó con pasión...obviamente...

    De ninguno de la gente que amo, resistiría perderla 2 veces...

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Cierto todo esto que dices y muy sabias palabras.

  • hace 1 década

    si, comparto con vos todo esto, así somos las madres, hasta que nuestros hijos tienen hijos y ellos pasan a ser lo mas importante.

    lo que una madre da a sus hijos no se compara con nada, pero para mi seria mas fuerte el dolor de la perdida de un hijo.

    saludos.

  • Sol
    Lv 6
    hace 1 década

    Es cierto y hermosos, lo que más amamos es lo que más nos ocupamos y sufrimos pareciera una contradicción hoy me toca ser hija y madre y la madre a cierta edad pasa a ser una hija ya que hay que cuidarla que no coma esto o aquello , el colesterol , la presión , y a los hijos y es amor del mas puro y hermoso, recuerdo siempre a mi madre aconsejandome y yo diciendo ya seeeeeee , y ahora lo hago yó con los míos porque se que dió resultado,

    el dolor de perder lo que amamos debe de ser bastante tortuoso sabemos que todos iremos para allá algún día pero no soportamos que nos quiten alguien a quien amamos, yó que creo en ´Dios y se que no hay que tener apego al cuerpo ya que todos iremos junto a él ..... y hay veces que me despierto diciendo cuida a mi mamá que todavía la necesito porque la amo. y se que estoy hablandole a Dios casi dandole una ´´orden , jajaja tengo el cordon umbilical todavía. gracias Marlene por estas hermosas reflexiones.

  • hace 1 década

    Gracias, Marlene... me llegó a lo más profundo de mi alma. Gracias, de verdad. Estoy emocionada y no tengo palabras, pues a la vez que pienso en mi madre, también me veo identificada.

    Gracias por poner esto aquí, nunca lo había leído. Con razón Isabel Allende ha tenido tanto éxito. Que tengas un fabuloso lunes.

  • hace 1 década

    así es nadie sabe lo que pierde hasta que ya lo ha perdido

    y es muy importante reconocerlo cuando se tiene ese ser tan especial y cariñoso que convierte el dolor en rosas

    madre que linda palabra tan sonada en el mundo

    disfruten de la mientras puedan

  • hace 1 década

    dices bien,por eso los hijos tienen que apurarse,o mejor dicho estar siempre al lado de ella ,recordandolo con amor ,dando lo mejor de ellos,x quen save asta cuando lo tendran,antes que sea demasiado tarde es mejor tomar consiencia de lo que se hace,y,o no tuve madre,no la recuerdo

    Fuente(s): no sabre que se siente perderla,si nunca la tuve,,
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.