Anónimo
Anónimo preguntado en Ciencias socialesOtros - Ciencias Sociales · hace 1 década

¿que no se debe hacer en caso de quemadura? por favor ayuden me?

por favor los que me puedan ayudar por favor que es para un trabajo

5 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Las quemaduras son un riesgo presente en todo hogar; un niño puede quemarse por lavarse con agua demasiado caliente o por derramar una taza de café. En realidad, las quemaduras, en especial las escaldaduras provocadas por agua y líquidos calientes, son uno de los accidentes infantiles más comunes. Los bebés y niños son más vulnerables que los adultos porque son curiosos, pequeños y su piel sensible necesita más protección.

    Si bien las quemaduras leves no representan un problema serio y es posible tratarlas sin riesgos en el hogar, las quemaduras más graves requieren atención médica. Pero, muchas veces, se pueden evitar las quemaduras tomando algunas sencillas precauciones para hacer de la casa un lugar más seguro.

    Causas comunes

    La primera medida para ayudar a evitar las quemaduras en los niños es conocer las causas más comunes:

    escaldaduras, la principal causa, (provocadas por vapor, un baño caliente, tazas de café que se vuelcan, líquidos de cocción, etcétera);

    contacto con fuego u objetos calientes (estufas, hogares de leña, rizadores para el cabello, etcétera);

    quemaduras provocadas por sustancias químicas (causadas por la ingestión de productos tales como limpiadores de cañerías, pilas de relojes; o por la salpicadura de sustancias químicas, como blanqueador);

    quemaduras por exposición a la electricidad (causadas por morder cables o colocar los dedos u otros objetos en los tomacorrientes, etcétera);

    exposición excesiva al sol.

    Tipos de quemaduras

    Las quemaduras suelen clasificarse en quemaduras de primero, segundo o tercer grado, dependiendo de la profundidad del daño provocado en la piel. Cualquiera de los accidentes antes mencionados puede provocar cualquier tipo de quemadura. Pero tanto el tipo de quemadura como su causa determinarán el tratamiento que se debe seguir. Todas las quemaduras se deben tratar en forma inmediata para reducir la temperatura de la zona quemada y el daño a la piel y el tejido subyacente (si la quemadura es grave).

    Las quemaduras de primer grado son las más leves de las tres y sólo afectan la capa superior de la piel.

    Signos y síntomas: estas quemaduras provocan enrojecimiento, dolor, hinchazón leve, pero no forman ampollas. A menudo, la piel se pone blanca al presionar sobre la zona quemada.

    Tiempo de curación: el tiempo de curación es de 3 a 6 días, aproximadamente; la capa superficial de la piel de la zona afectada se pela en 1 ó 2 días.

    Las quemaduras de segundo grado son más graves y afectan las capas de piel que se encuentran debajo de la capa superior.

    Signos y síntomas: estas quemaduras provocan ampollas, mucho dolor y enrojecimiento. La piel presenta manchas que van del blanco al rojo oscuro.

    Tiempo de curación: el tiempo de curación varía de acuerdo con la gravedad de la quemadura.

    Las quemaduras de tercer grado son las más graves y afectan todas las capas de la piel y el tejido subyacente.

    Signos y síntomas: la superficie afectada tiene un aspecto amarillento, curtido o calcinado. Es posible que en un primer momento no haya dolor, o que éste sea leve, debido al daño en los nervios.

    Tiempo de curación: el tiempo de curación depende de la gravedad de la quemadura. En muchos casos, las quemaduras de segundo y tercer grado profundas deben ser tratadas con injertos de piel, en los que se toma piel sana de otra parte del cuerpo y se la coloca quirúrgicamente sobre la herida de la quemadura para ayudar a que la zona cicatrice.

    Qué hacer

    Busque atención médica inmediatamente si:

    Considera que su hijo tiene una quemadura de segundo o tercer grado.

    La zona quemada es grande, aun cuando la quemadura no parezca grave. Siempre que la quemadura parezca cubrir más del 15% al 20% del cuerpo, solicite asistencia médica. Y no utilice compresas húmedas porque es posible que la temperatura corporal de su niño descienda. Por el contrario, cubra la zona con una toalla o paño suave y limpio.

    La quemadura fue provocada por fuego, un cable de electricidad o un tomacorriente, o una sustancia química.

    La quemadura es en la cara, el cuero cabelludo, las articulaciones o los genitales.

    La quemadura parece estar infectada (hinchada, con pus, cada vez más roja, o con líneas rojas en la piel que rodea a la herida).

    En el caso de quemaduras de primer grado:

    Quite la ropa de la zona quemada inmediatamente.

    Coloque la zona afectada bajo el agua fría (no helada). Si no cuenta con agua, puede utilizar cualquier bebida fría, o bien coloque compresas limpias y frías sobre la quemadura hasta que desaparezca el dolor (no utilice hielo, porque tal vez la quemadura tarde más en curarse).

    No coloque manteca, grasa, polvo ni ningún otro remedio sobre la quemadura. De esa manera, aumenta el riesgo de una infección.

    Si la zona afectada es pequeña, cúbrala con una gasa o una venda estéril sin ajustarla.

    Dele a su hijo acetaminofeno (como Tylenol) o ibuprofeno (como Advil o Motrin) para el dolor.

    Si la zona afectada es pequeña (del tamaño de una moneda de 25 centavos o más pequeña), mantenga la zona limpia y continúe utilizando compresas frescas y una venda floja durante las siguientes 24 horas. También puede aplicar una crema antibiótica dos o tres veces al día, aunque esto no es absolutamente necesario.

    En el caso de quemaduras de segundo y tercer grado:

    Solicite atención médica de emergencia, después, siga estos pasos hasta que llegue el personal médico:

    Mantenga a su hijo recostado, con la zona quemada elevada.

    Siga las instrucciones que se indican para las quemaduras de primer grado.

    Quite las alhajas y la ropa de la zona que rodea a la quemadura (por si hay hinchazón después de la herida), exceptuando la ropa que esté pegada a la piel. Si tiene dificultad para retirar la ropa, córtela o espere a que llegue la ayuda médica.

    No reviente ninguna ampolla.

    Coloque vendas estériles y húmedas sobre la zona afectada hasta que llegue ayuda.

    En el caso de quemaduras por fuego:

    Apague el fuego haciendo que su hijo se revuelque sobre la tierra.

    Cúbralo con una frazada o una chaqueta.

    Quítele la ropa ardiente y cualquier alhaja que tenga cerca de la zona afectada.

    Solicite ayuda médica y después siga las instrucciones que se indican para las quemaduras de segundo y tercer grado.

    En el caso de quemaduras por electricidad o sustancias químicas:

    Lave la zona quemada con mucha agua corriente durante, al menos, 5 minutos. Si la zona quemada es grande, utilice la bañera, la ducha, baldes de agua o una manguera de jardín.

    No le quite la ropa a su hijo hasta no haber comenzado a lavar la quemadura con agua. Mientras continúa enjuagando la quemadura, puede quitarle la ropa de la zona quemada.

    Si la zona quemada es pequeña, continúe lavando durante otros 10 a 20 minutos, coloque una gasa o venda estéril, y póngase en contacto con el médico de su hijo.

    Las quemaduras por sustancias químicas en la boca y los ojos requieren la evaluación inmediata del médico, después de haber lavado completamente con agua.

    Si bien es posible que las quemaduras por sustancias químicas o electricidad no sean visibles, es probable que sean graves por el posible daño a los órganos internos. Los síntomas pueden variar, dependiendo del tipo y la gravedad de la quemadura, así como de su causa, y pueden incluir dolor abdominal.

    Si sospecha que su hijo ingirió una sustancia química o un objeto peligroso (por ejemplo, la pila de un reloj), comuníquese con un centro de intoxicaciones y después acuda a la sala de emergencias. Es conveniente tener el número del centro de intoxicaciones, (800) 222-1222), en un lugar accesible, como el refrigerador.

    Prevención de las quemaduras

    Si bien es imposible evitar todos los accidentes en los niños, algunas simples precauciones pueden reducir la posibilidad de que su hijo sufra quemaduras innecesariamente en su hogar.

    En general

    Mantenga los fósforos, los encendedores, las sustancias químicas y las velas encendidas fuera del alcance de los niños.

    Coloque tapas de seguridad en todos los tomacorrientes.

    Deshágase de los artefactos y electrodomésticos con cables pelados o viejos, y de los alargues que estén dañados.

    Si tiene que utilizar un humidificador o vaporizador, opte por los modelos de agua fría, en lugar de los de agua caliente.

    No utilice fuegos artificiales ni luces de bengala.

    Elija prendas para dormir ignífugas o retardantes de llama (ya sea de poliéster o de algodón tratado). Las camisetas o pantalones de algodón que no están identificados como prendas de dormir no suelen ser ignífugos.

    Asegúrese de que los niños mayores sean especialmente cuidadosos en el uso de planchas o rizadores para el cabello.

    No fume dentro de la casa, especialmente en la cama.

    Evite los incendios en el hogar asegurándose de contar con un detector de humo en todos los niveles de la casa y en cada habitación.

    En el baño

    Ajuste el termostato de su calentador de agua en 120 grados Fahrenheit (49 grados Celsius) o por debajo de esta temperatura, o utilice el ajuste "bajo-medio". Un niño puede sufrir una escaldadura en 2 ó 3 segundos si la temperatura supera el nivel indicado en tan sólo 5 grados. Si le resulta imposible controlar la temperatura del agua (si vive en un departamento, por ejemplo), instale un dispositivo antiescaldaduras, que es bastante económico y fácil de instalar (hágalo usted mismo o contacte a un plomero).

    Pruebe siempre la temperatura del agua con el codo antes de colocar al niño en la bañera.

    Abra siempre el agua fría primero y apáguela siempre al final cuando llene la bañera.

    En la cocina o el comedor

    Coloque las asas de las ollas y sartenes hacia la parte posterior cuando cocine.

    Evite utilizar manteles o individuales grandes. Si un niño pequeño jala de ellos, tal vez se vuelque una bebida o un plato de c

    Fuente(s): http://www.kidshealth.org/parent/en_espanol/seguri... 10 puntos mejor respuesta
  • hace 1 década

    No se debe hacer en caso de quemaduras:

    NO se deben aplicar ungüentos, mantequilla, hielo, medicamentos, cremas, aceites en aerosol ni cualquier otro remedio casero en las quemaduras graves.

    NO se debe respirar, soplar ni toser sobre la quemadura..

    NO se debe tocar la piel muerta o ampollada.

    NO se debe retirar la ropa que esté pegada a la piel.

    NO se debe administrar nada a la víctima por vía oral si hay una quemadura grave.

    NO se debe sumergir una quemadura grave en agua fría, pues esto puede causar shock.

    NO se deben colocar almohadas debajo de la cabeza de la víctima si hay quemaduras de las vías respiratorias, porque esto puede cerrar dichas vías.

    Fuente(s): Medline plus
  • hace 1 década

    echar agua

  • Sarita
    Lv 4
    hace 1 década

    Qué hacer en caso de una quemadura

    * Apagar el fuego cubriendo al niño con una sábana o haciéndolo rodar en el suelo.

    * Echar agua fría natural abundante en el área quemada.

    * Quitar toda la ropa: cadenas, aretes, anillos, y otros objetos de la zona quemada.

    * Abstenerse de poner cremas, o remedios caseros en la quemadura, ya que puede aumentar el riesgo de una infección.

    * Envolver al niño en el reverso de una sábana limpia.

    * Llevar al niño inmediatamente al centro de salud más cercano.

    * Evitar dejar pasar los días. Recuerde el niño d

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Tirarse alcohol en la cabeza.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.