D.LORE preguntado en Belleza y estiloMaquillaje · hace 1 década

historia de las cremas faciales?

O DE DONDE SALIO ESTE INVENTO

1 respuesta

Calificación
  • hace 1 década
    Mejor Respuesta

    Cremas que hacen milagros en la piel

    A principios de la década de

    los 60's el doctor Max Huber, físico aerospacial que trabajaba para la

    Nasa, sufrió un horrible accidente al explotarle un experimento,

    cuyas sustancias químicas le causaron quemaduras severas en el rostro

    y parte del cuerpo.

    Los tratamientos médicos y los preparados terapéuticos y cosméticos

    no pudieron curar sus heridas, por lo que decidió montar un pequeño

    laboratorio en el garaje de su casa, investigar por su cuenta e

    intentar curarse así mismo.

    Invirtió en esta labor más de 12 años, durante los cuales realizó más

    de seis mil experimentos, pero finalmente logró lo que buscaba,

    perfeccionar una crema que mejoraba notoriamente la piel y le brindaba

    un aspecto más liso.

    La crema milagrosa

    Crème de La Mer, como la nombró, estaba formulada por un poderoso

    ingrediente, el Miracle Broth (elixir milagroso), que estaba formulada

    con algas marinas, calcio, magnesio, potasio, hierro, lecitina,

    vitaminas (C, E y B12), aceites cítricos, eucalipto, germen de trigo,

    alfalfa y girasol.

    Para el físico, la diferencia entre un buen humectante y un pequeño

    milagro consistía no en los ingredientes, sino en la forma en como

    éstos fueron destilados.

    Huber conocía la vieja técnica de la fermentación y descubrió que

    algo sorprendente sucedía cuando los ingredientes se convertían en

    componentes individuales: cada uno, mediante este lento proceso de bio

    fermentación, liberaba energías vitales.

    Sin embargo, lo que fue realmente original en la citada crema fue el

    innovador proceso de biofermentación, inventado por el propio Huber,

    el cual lo realizaba a bajas temperaturas y utilizando la luz y el

    sonido como fuentes de energía, con lo que preservaba y reforzaba la

    integridad de sus ingredientes.

    Esta lenta fermentación, que dura cuatro meses, transforma los

    ingredientes en un elixir de potentes activos con cualidades

    regenerativas y curativas, y con propiedades antioxidantes,

    anti-inflamatorias y anti-microbianas.

    Además, el alga que se utiliza es muy especial, la cual Max cosechó a

    lo largo de la costa del pacífico californiano.

    El secreto

    El Miracle Broth de Crème de la Mer se encuentra suspendido dentro de

    su fórmula extraordinaria. Para activarlo y liberar sus ingredientes

    es necesario entibiar una pequeña cantidad entre las yema de los dedos

    y luego aplicarla con palmaditas sobre la piel limpia y seca. Se

    extiende suavemente sobre la cara y cuello; el proceso concluye en la

    frá*** área debajo de los ojos. Se aplica de día y de noche.

    "Cuando Max Huber creó el Miracle Broth siempre introducía una

    pequeña muestra del elixir anterior que había producido. Así hasta el

    día de hoy el 'ADN' del original se encuentra incrustado en cada nuevo

    tarro de Crème de La Mer", señala Andu Bevacqua, Director General de

    Investigación y Desarrollo de la firma.

    Las grandes aportaciones

    Cuando Max Huber murió ya había explotado y descubierto ingredientes

    sobre los cuales hoy en día las empresas de cosméticos han incorporado

    a sus fórmulas, como la vitamina C, que le brinda tersura a la piel, y

    la E, un antioxidante natural con efecto emoliente.

    Max también descubrió las propiedades nutritivas, curativas y anti

    microbiana del alga marina natural.

    En 1995 Estée Lauder Companies compró a la hija de Max la fórmula con

    la misión de preservar la investigación del físico. De hecho, tomó más

    de un año para que los químicos y científicos de Estée pudieran

    duplicar exactamente la fórmula original. Para entonces, ya había mas

    de dos mil nombres en la lista de espera de una sola tienda.

    Actualmente, tanto los ingredientes como la elaboración de la crema

    se mantienen inalterables tal como los inventó Max Huber, hasta el

    punto de que cada frasco se rellena todavía a mano el mismo día de su

    formulación para mantener inalterable su formula.

    Esto explica porque es difícil encontrar cremas de esta casa en las

    perfumerías, pues se han convertido en un mito de la cosmética. Son

    preparaciones que se distinguen por una distribución limitada y muy

    selectiva.

    EL UNIVERSAL

    Fuente(s): "Soy lo qué soy...Y lo demás es lo que cuenta..."
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.