Vitín preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

¿Cómo se titula y cuál es el autor de un poema sobre el modo en que dos madres describen a sus difuntos hijos?

Cuando teminan de describirlos se presentan como la madre de Judas y la Virgen María.

1 respuesta

Calificación
  • Luz
    Lv 6
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Trataré de copiarte según la escucho de un cd que me regalaron hace muchoos años. Viejooo, pero bueno, bueno. En la voz de Sr. Braulio Castillo -padre (primerísimo actor puertorriqueño).

    Sólo que no tengo el título, ni el autor. Un poemaso. Perdona los erorres.

    El tiempo había volado como las golondrinas

    y el mundo volvió al cause designado

    ya nadie recordaba la corona de espinas

    ni el madero, ni el tajo en el costado.

    La Mater dolorosa, la Madre de Jesús,

    la triste rosa, con su tremenda soledad

    y el ruego de su amor matenal

    observaba el bullício de unos niños en juego

    que era un tropel de abejas, alrededor de un panal.

    Y vió a su lado, la cabeza anciana de una mujer

    con hambre en las pupilas

    que miraba a los niños, salpicar la mañana

    con granitos de risas y voces intranquilas

    sus ojos eran lagos de maternal codicia

    ese mirar de madre... que arrulla y acaricia.

    María, comprendiendo aquel dolor humano

    la tomó de la mano y dijo dulcemente:

    ¡yo sé la sensación que tu alma siente!

    ¡es un afan indefinible,

    como el hambre mas honda

    o la sed mas ardiente!

    ¡y sé cómo calcina, cómo abrasa tu mente

    pues como tú, también yo perdi un hijo!

    ¡y era mi hijo tan bello, rosado y suave como flor de grano

    rubio-castaño, como ese destello

    que contra el monte quiebra la mañana!

    y había una mansedumbre en su mirar

    y un místigo heroismo

    y su palabra era severa cúal la lumbre

    que acuchilla la sombra en el abismo.

    ¿Díme del tuyo? - preguntó Maria

    ... el mío era rozado como el día

    cuando en el cielo el sol prende su broche,

    fresco como un botón en el ramaje,

    su mirada era obscura cual la noche

    y su voz era un trino en el follaje.

    Sus bucles eran barbas de maizales maduros

    en las luces otoñales.

    Sus manecitas tenues y sedosas

    eran dos avecillas armoniosas.

    No había nada en el mundo con el diáfano encanto

    del sonar de su risa... a travez de su llanto.

    ¡... y al mirar estos niños

    me revienta en el seno

    la imagen de mi niño... pelirojo y moreno.

    Fácil es comprender... María le dijo

    el ondo cause de tus penas mudas

    ¿Quién eres tú la madre de tan hermoso hijo?

    y respondio la otra... soy la madre de Judas.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.