Sonia
Lv 7
Sonia preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

¿Han tenido de pequeños una casa de juegos, como las que se ponían en los árboles?

Allí se compartían juegos y travesuras con los amigos

CASA DE MUÑECAS

Se cortó la luz, anuncia mi asistente, después pide disculpas, por un momento olvidó que hace mucho vivo en penumbras.

Hace tiempo, tanto que no puedo precisar la fecha, era una niña feliz, rodeada del amor de mis padres y hermanos, vivíamos en una casa construida en la ladera de la montaña, podría decir que el jardín comenzaba en la orilla de un lago de aguas quietas.

La paredes de la propiedad eran de piedras blancas como las nubes , los techos de pizarra roja.

En el fondo un cuidado parque , sobre las ramas de un añoso árbol ubicaron mi casita de muñecas y juguetes.

Allí guardaba todo, también invitaba a mis amigas.

Accedíamos a ella por medio de una escalera de madera que papá había construido con sus manos.

En verano, bajo la atenta mirada de mamá, nos bañábamos en el agua del lago, era en el único instante que el espejo de agua se tornaba turbulento.

El viento comenzó a llamar a las nubes, hasta convertirlo en un gris amenazante, las primeras gotas nos encontraron refugiados en la casa de muñecas, las ventanas estaban vestidas con cortinas con voladitos, desde ese lugar las imágenes eran impecables, el follaje del viejo árbol acariciaba el techo de la casa, desde allí arriba mirábamos el azul profundo de las aguas del lago.

El molino movía sus aspas con fuerza.

Clara era inquieta, sin darnos cuenta encendió un fósforo, el material de la casa propició que en minutos todo se convirtiera en fuego.

Habíamos podido bajar, en el descenso un golpe en la cabeza me hizo perder la conciencia, me llevaron al hospital del pueblo, cuando desperté mi mamá me hablaba, pero no la veía.

El médico informó que la ceguera que me aquejaba, podría ser temporal, producto del golpe recibido.

Aprendí a caminar por mi casa con soltura, mis manos eran mi guía, pasaba gran parte del día leyendo libros en sistema Braille.

En mi mente atesoraba las imágenes que antes había visto, era feliz, pasaron los años, la vida se fué llevando mis afectos, pude recibir mí titulo universitario, llevar una vida casi normal.

En el ocaso de mi vida, necesité una asistente y allí estaba ella preocupada por el corte de luz.

Recordaba todo lo vivido, incluyendo tu confusión cuando te diste cuenta que la chica de cuerpo bonito y cabello dorado como las espigas del trigo era ciega, retumban en mi cabeza tus pasos apurados en la huída.

Ese recuerdo me duele, busco un pañuelo para secar mis lágrimas,no estoy soñando.

Creo ver la sombra de Elena, está frente a mi, la imágen al principio es borrosa, de a poco la observo con nitidez, recordando pasajes de mi vida pasada, lloré como tantas veces, hoy las lágrimas disiparon las nubes que cubrían mis ojos.

La vida me dio otra oportunidad, he vuelto a ver.

Dónde quiera que estés, ruego a Dios que te enseñe a mirar con el corazón.

29 respuestas

Calificación
  • Mejor Respuesta

    Hola Sonia, como siempre increible historia la que escribes, hermosisima.

    Besitos Mágicos

    Fuente(s): ¸♥☆ ¸.•Brujita♥☆ ¸.•*♥☆
    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Muy lindo ese cuento.

    Diré aquí que la protagonista se parece mucho a mi.

    Nosotros jugábamos en la copa de un árbol, hasta que la discapacidad que sufrí por la polio a los 7 años, no lo permitió mas. Pero aprendí a llevar una vida normal.

    No estoy en el ocaso de mi vida y tengo a mi lado a un hombre que me ve con el con los ojos y el corazón. Mas de lo que puedo creer.

    Eres asombrosa, cuentas cosas como si las hubieses vivido. No solo en este cuento, lo veo en muchos otros.

    Tu corazón tiene una gran capacidad de comprensión humana. ¡Que suerte!

    Perdona lo extenso,pero lo tenia que decir.

    Un beso Gloria

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Hola Sonia !!!

    La vida no siempre nos da una segunda oportunidad y la protagonista de tu bello relato si la tuvo.

    Ella fue merecedora porque su corazon se hizo acreedor a ese premio.

    Gracias por dejarnos un ejemplo mas de tu arte.

    Una estrella.

    Saludos.

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Tu escrito me tranporto a mi niñez cuando en el campo de mi abuelo nos hacia la casita del arbol que muchas veces nos escondiamos por alguna diablura cometida sonia tus escritos son tan reales como tu alma yo tengo una amiga que lee en braile y algo me enseña yo casi siempre le leo tus escritos acaricia el monitor y dice que belle esto sale del alma gracias pero te lo tenia que contar que Dios te ilumine mi*

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    Excelente, me conmovió el alma Sonia... Eres una maravilla con la pluma!!

    Besos.

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • UNA CASA DE ESAS NO TUVE.

    PERO TUVE UNA CASITA DE MUÑECAS, QUE MIS PADRES LE ENCARGARON A UN CARPINTERO.

    YO ME LO PASABA BIEN.Y CON MI HERMANA, QUE ERA MENOR QUE YO 6 AÑOS. ESTUVO BIEN

    TE DEJO UNA ESTRELLA

    ALFÉIZAR

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    Que hermoso es recordar la niñez! me haz retrocedido como setenta abriles casa de juegos jajajajajaja,una caja de cigarrillos grande que mis hermanas diseñaban como una sala donde se servían los mas exquisitos jugos con los pasteles mejor decorados de la época,el tener que ir a un palo de tamarindo que estaba al final del patio de la casa era para pagar una penitencia o para divertirse en el columpio que papa había colocado para darnos un mejor ambiente ,como han pasado los anos pensar que todo era fantasía y que vivíamos en completa alegría a pesar de nuestras limitantes ya que economicamnete no eramos muy estables pero eramos felices nuestros juguetes eran de pequeños trozos de madera y saltar la cuerda elevar el cometa,mejor no sigo porque ya casi chillo de nostalgia pensar que varios de los personajes de mi niñez ya no están solo quedaron en mi mente,gracias por regresarme en el tiempo y tocar lo mas lindo de mi vida material mi niñez,porque de mi vida terrenal lo mas lindo es Jesucristo,

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    Emocionante escrito.

    Hacía tiempo que no entraba en YR y este es la primera pregunta que leo.

    Mis aplausos

    De pequeña no sólo no tenía una casita en lo alto de algún árbol, sino que era incapaz de trepar por un árbol, a mi pobre madre, que según nos contaba, media niñez se la pasó trepando a los árboles con sus amiguitos, para ***** fruta, le debió suponer una fustración ver como "yo" su hijita, no era capaz de subir a uno.

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    Hola, buenos dias.............

    Yo sí he tenido una casita de muñecas y una cocineta, con la cual jugaba con mis muñecas, y me lo pasaba pipa................haciéndoles la comidita, las vestía, las bañaba, .................... he sido una niña muy ripipi...............

    Como la que tu describes, no....................

    Debía de ser maravilloso................

    saludos, y besos...................................................................

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • A
    Lv 7
    hace 1 década

    Toda la belleza indescriptible y el afecto que recibía, hicieron posible que tu protagonista pudiera sobreponerse. ..Ay, escucho con dolor esos pasos huidizos de alguien que era ciego del corazón... y esas lágrimas que barren las nubes de sus ojos. Precioso cuento, lleno de belleza, de otras oportunidades ...y de aprender a mirar con el corazón...

    Me gusta!

    Saludos!

    • Inicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    No, no la tuve........ pero me hubiera gustado tenerla.=(

    • Inicia sesión para responder preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.