Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesHistoria · hace 1 década

A qué se refiere este texto, en dónde va la palabra "altar"?

Triste, muy triste.......................................

había ocurrido un milagro, docientos niños que no lloraban, docientas almas puras condenadas a la muerte y no derramaban una lágrima. Ninguno trato de huir, ninguno trato de escapar. Tragando su dolor se aferraban a su maestro y mentor, a su padre y hermano Janusz Korczak, quien los protegería. Janus Korckzak marchaba con la frente en alto, sosteniendo la mano de uno de sus niños, no llevaba sombrero, tenía una correa de cuero alrededor de su cintura y calzaba botas altas. Los docientos niños meticulosamente y prolijamente vestidos seguían a las enfermeras hacia el altar (...). Por todos lados, los niños estaba rodeados de alemanes, ucranianos, y en ese momento también por la policía judía quienes les lanzaban golpes con las macanas o garrotes y les disparaban con armas de fuego. Las misma piedras de la calle lloraba en silencio al ver la procesión."

Actualización:

Exactamente Elizabeth, El altar era el campo de exterminio en Treblinka, donde mataban a las personas con un gas, en este caso eran 200 niños, pero fueron muchos más, perdón si, olvido jamás. Gracias a todos.

5 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    .

    Wasserstug escribió acerca de Janusz: “Para él, la niñez era el hombre mismo. El niño era la clave de todo lo humano y deseaba liberar al niño de la dictadura del adulto”.

    Él no tuvo hijos y albergó en una institución para niños pobres, los niños que consideró sus hijos: en el orfanato de la calle Kroshmalna Nª 92.

    Se lo describe así: “Yo lo he visto de cerca en su rol de padre y pedagogo. Lo he visto bañarlos y limpiarles los zapatos, compartí sus tristezas, sus inquietudes y sus alegrías. Su dolor por los niños enfermos, cuando en punta de pie vigilando de noche a los afiebrados; arreglando las frazadas y almohadones desordenados, en el inquieto sueño, como un ángel guardián”. Vino la guerra y esta historia terminó a partir de agosto de 1942, cuando el Doctor Korczak acompañó a sus doscientos niños a las cámaras de gas de Treblinka. No iba a dejar a los niños en la soledad de la muerte. Pasó por las calles de Varsovia con su delgada figura llevando de cada mano a uno de ellos, en formación de cuatro. Con el doctor a la cabeza “nada malo puede pasarles”. Así conjuraba el Mal y a la muerte misma.

    El 5 de agosto (o 6 de agosto según otra fuentes) los soldados alemanes llegaron al Getto para recoger a 192 huérfanos (algunas fuentes mencionan que fueron 196) y a una docena de empleados del orfelinato para llevarlos al campo de exterminio en Treblinka. A Korkzac le fue ofrecido santuario en el "Aryan side" de Varsovia pero lo rehusó repetidas veces pues decía que no podía abandonar a sus niños y que sólo aceptaría la oferta si se le permitía llevar consigo a sus niños. De este modo, el día señalado los niños vestidos con sus mejores ropas y cargando su juguete o libro favorito caminaban en procesión junto a Korkzac hacia a punto de embarque, rumbo a los campos de la muerte. Joshua Perle, un testigo del hecho describió el evento:

    Según una leyenda popular, cuando el grupo de niños finalmente llegó al punto de embarque, un oficial de la SS reconoció a Korckzac como el autor de uno de los libros favoritos de sus hijos y le ofreció ayuda para escaparse, sin embargo una vez rechazo la oferta y abordo el tren con sus niños, tras lo cual nunca mas se supo de él.

    Tiempo después, se iniciaron rumores de que el tren había sido desviado y que Korkzak y sus niños habían sobrevivido al holocausto. No obstante, no se encontraron fuentes verificables de esta historia y lo mas probable es que tanto él como los niños hallan sido asesinados en la cámara al arribar a Treblinka. En el cementerio Powązki de Varsovia se le ha dedicado un mausoleo conmemorativo.

    El altar era el campo de exterminio en Treblinka, donde mataban a las personas con un gas.

    Fuente(s): XD
  • hace 1 década

    No conocía esta historia, como debe haber tantas que no conozco...

    Honra a Janusz Korczak, otro de lo Justos !

    Gracias por hacerla conocer!

  • Anónimo
    hace 1 década

    El altar donde se iban a sacrificar vidas inocentes, sin mácula, por una ideología infame y destructora, enferma de odio y mentiras. El altar donde finalmente se sacrificó tal valiente hombre, que vivió de acuerdo con sus ideales y su conciencia, muriendo al final antes de dejar que sus niños, sus hijos, murieran solos. Su conciencia no le permitía quedarse a salvo, mientras los niños a los que consideraba sus hijos eran sacrificados por un régimen genocida.

    Este hombre debería de ser un ejemplo para todos nosotros. En la guerra aflora lo peor del hombre, pero también puede surgir lo mejor del hombre, y Janusz Korczak lo demostró.

    Cuidate mucho.

    Un saludo.

  • Anónimo
    hace 1 década

    el mal esta gobernando el mundo desde siempre

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    El altar es el lugar donde se va a realizar el sacrificio.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.