Parar el Calentamiento Global!!!!!!!!!!!!!!?

Quizá uno de los más afectados con la industria ganadera, es el Aire. Las granjas industriales liberan todos los años toneladas y toneladas de GEI (Gases de Efecto Invernadero). Te preguntaras ¿cuáles son estos gases y que importancia tienen? Pues bien, los GEI son aquellos que contribuyen a crear el Efecto... mostrar más Quizá uno de los más afectados con la industria ganadera, es el Aire. Las granjas industriales liberan todos los años toneladas y toneladas de GEI (Gases de Efecto Invernadero). Te preguntaras ¿cuáles son estos gases y que importancia tienen? Pues bien, los GEI son aquellos que contribuyen a crear el Efecto Invernadero : fenómeno natural que hace que el calor emitido por el sol sea capturado como en un invernadero permitiendo así la vida en la Tierra. Los GEI más importantes son: Dióxido de Carbono (CO2) (este es el principal, debido a las inmensas cantidades que produce la actividad humana), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), el ozono troposférico (O3) y los CFC y HCFC (gases de síntesis responsables de la destrucción de la capa de ozono). El aumento de gas carbónico (CO2, CH4) en la atmósfera provocado por la actividad humana acentúa este efecto invernadero, de esta forma, el calor capturado permanece mucho más tiempo en la Tierra, lo que se traduce en un incremento de la temperatura media de la superficie del globo, lo que acarrea terribles consecuencias para el clima, los ecosistemas y la población humana. Actualmente, a este problema se le conoce como "Calentamiento Global". En el siguiente cuadro se explica dicho fenómeno: haz click aquí para ver cuadro.

Calentamiento Global y sus consecuencias
Se ha calculado que la industria ganadera es responsable de la emisión de más de un 16% de gas metano. Por si no lo sabías, una tonelada de metano equivale a 23 toneladas de CO2.

Ha sido el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) (organismo que trabaja bajo el alero de la ONU), el responsable de suministrar la evidencia científica respecto al aumento de la temperatura media del planeta y la responsabilidad humana en este problema. Es así como el IPCC, en su tercer informe fechado el año 2002, predice tres insospechados fenómenos climáticos para lo que queda de nuestro siglo:

1. Aumentos en la temperatura madia del planeta entre 1,4 ºC a 5,8 ºC y un subsecuente ascenso en el nivel de los mares entre 9 y 88 cms.
"Una elevación de un metro en el nivel del mar inundaría el 15% de Bangladesh, afectando por lo bajo alrededor de 10 millones de personas, y amenazaría la existencia misma de varias islas-naciones del Pacífico que están a un nivel bajo sobre el agua, como las Maldivas, Tuvalu y Kiribati, entre otras." (D. Dickson, en "Poor Countries Need Help to Adapt to Rising Sea Level")

2. Aumento en la intensidad y frecuencia de eventos climáticos extremos, tales como: sequías, inundaciones, incendios forestales, huracanes devastadores, entre otros.
Es probable que recuerdes la seguidilla de huracanes que afectaron los cinco últimos años el Golfo de México. Fueron devastadores y lo más increíble era que cada huracán superaba en record de intensidad y catástrofe al anterior. Es notable el hecho de cómo los medios de comunicación distorsionaban la información diciéndonos que estos sucesos se estaban produciendo por que "el clima estaba extraño". y punto. Nunca se habló de la raíz del problema: estos huracanes son las primeras consecuencias del calentamiento global del planeta, fenómeno que es generado por las ineficientes políticas de control de emanaciones de GEI por parte de las diversas industrias económicas y, además, por una cultura que no tiene conciencia de las desastrosas implicancias que pueden conllevar sus modos de vida. Los medios de comunicación juegan un papel fundamental a la hora de informar a la gente sobre los hechos ocurridos. Sin embargo, nuestros medios comunicativos tienen que responder a los grupos económicos que los financian. Es difícil pensar que alguna vez las noticias denuncien a Shell por ser uno de los contaminantes en mayor medida del medio ambiente y que es, además, un importante accionista del HLS (Huntingdon Life Sciences), el mas grande centro de experimentación animal existente en Europa. ¡Bueno! ya lo sabes, la naturaleza no es que este "extraña", sino que es la actividad humana la responsable de estos catastróficos hechos.

3. Daños significativos e irreversibles en los ecosistemas (zonas polares, arrecifes de coral, extinción de especies de flora y fauna).
La belleza de la naturaleza se encuentra en una profunda crisis. Su futuro es impredecible. Depende de nosotros hacer algo al respecto.

Las noticias al respecto no son nada alentadoras. Fue la RAC (Red Acción Clima, que integra 340 ONGs ecologistas de todo el mundo), quien dio el ultimátum en el marco de la entrada en vigencia del Protocolo de Kyoto el 10 de febrero del 2005: "La comunidad internacional sólo tiene de 10 a 20 años para actuar y tratar de evitar un cambio climático devastador para la Tierra." (Para conocer la noticia completa, haz click aquí)

Según los expertos, reunidos en febrero de ese año en Exeter (Reino Unido), "una subida de un grado en las temperaturas tendrá un impacto destructor en los corales y con dos grados más se derretiría Groenlandia, con lo que subiría considerablemente el nivel del mar."

Como puedes ver, el panorama se observa bastante oscuro. Éste debería transformarse en un tema de discusión en escuelas, trabajos, universidades, medios de comunicación, etc., para así comenzar hacer algo al respecto. Depende de cada uno de nosotros(as) y a cada momento. En los aspectos más mínimos, como alimentarnos, se encuentra la clave para no entregarles a las próximas generaciones un basural de planeta, lleno de cemento y smog.

"El deshielo de los glaciares del Himalaya, un fenómeno probablemente irreversible, es consecuencia de los cambios climáticos que desde hace un siglo derivan directamente de la actividad humana. (.)

El mayor riesgo al que se enfrenta la naturaleza en el planeta tierra es la humanidad. Sin embargo, en su gran mayoría, ésta sigue considerando esas catástrofes y situaciones de urgencia como fenómenos periféricos. Y no acepta que, por el contrario, son el reflejo y la consecuencia de nuestro modo de vida, de la estructura de nuestras sociedades y de la distribución de nuestros recursos." (Agnès Callamard y Randolph Kent, en "Le Monde Diplomatique" , enero/febrero 2005).
14 respuestas 14