Yahoo Respuestas cerrará el 4 de mayo de 2021 (hora del Este de EE. UU.) y, a partir del 20 de abril de 2021 (hora del Este de EE. UU.), el sitio web de Yahoo Respuestas estará disponible solo en modo de lectura. No habrá cambios a otras propiedades o servicios de Yahoo, ni a tu cuenta de Yahoo. Puedes encontrar más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos en esta página de ayuda .

con que acido puedo evitar el oxido en las armas de fuego?

en general las armas despues de algunos tiempos se oxidan como puedo evitar y como renovar la pintura

3 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    El pavonado consiste en la aplicación de una capa superficial de óxido abrillantado, de color azulado, negro o café, con el que se cubren las piezas de acero para mejorar su aspecto y evitar su corrosión.

    Los orígenes del pavonado son un tanto inciertos, remontándose a cerca de tres siglos. Lo que sí se conocía es que calentando el acero hasta alcanzar un tono azulado y sumergiéndolo en aceite, aumentaba considerablemente su resistencia a la herrumbre.

    Existen dos métodos de pavonado: el ácido y el alcalino. El ácido es sin duda el método que proporciona mejor calidad, durabilidad y aspecto. Pero requiere mucho tiempo para lograr el resultado deseado. Se obtiene mediante la aplicación de ácidos que proporcionan una oxidación superficial de gran adherencia y durabilidad.

    En cambio el alcalino es mucho más fácil de lograr y en muy poco tiempo, por lo que es el método utilizado habitualmente

    El pavonado alcalino es el más difundido. Las piezas correctamente lavadas, desengrasadas y secadas, son colocadas en un baño de pavón que se produce de la combinación de salitre, soda cáustica y cianuro con agua, que se encuentra hirviendo. Luego de unos diez minutos, se retiran las piezas para ver como va tomando el color y así poder tener una idea del progreso del trabajo, lo que se repetirá en forma periódica hasta lograr el acabado deseado. Una vez obtenido esto, se retiran las piezas y se las sumerge en agua en forma inmediata, enjuagándolas bien para luego repasarlas bajo una canilla de agua corriente. Algunos tenemos la costumbre de pasarlos del baño de pavón a la batea con agua hirviendo y luego al baño de agua fría, pero es un gusto personal. Una vez retirada del agua, hay que secarla completamente y en forma inmediata someterlas a un baño de aceite, dejándolas bien empapadas en él para que se termine el proceso. El acabado será un negro brillante, tanto como se haya pulido la pieza. No es recomendable para aquellas armas que tengan piezas adosadas (p. Ej. Portacorreas unidos al cañón) mediante soldaduras de estaño

  • Anónimo
    hace 1 década

    creo que con el muriatico

  • hace 1 década

    creo que hay uno que se llama H2O es muy bueno puesto que pone el arma inservible y ya no tienes que volver a cuidarla mas.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.