La plataforma de Yahoo Respuestas cerrará definitivamente el próximo 4 de mayo de 2021 y solo estará disponible en modo de lectura. Ningún otro producto de Yahoo ni tu cuenta personal se verán afectados por este cambio. Si necesitas más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos puedes acceder a esta página de ayuda.

portalito preguntado en Política y gobiernoFuerzas Armadas · hace 1 década

Donde queda el Honor y Patriotismo de las Fuerzas Armadas Venezolanas ????

Vejaciones insólitas de milicianos cubanos,terroristas y mercenarios de todo el mundo con sus flagrantes intervenciones autorizadas desde la presidencia de la República ponen en tela de juicio a las Instituciones militares y sus profesionales.

Actualización:

FUENTE:El cuerpo de guardaespaldas del iluso presidente venezolano.Obviamente sobran los comentarios .

4 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Acá tenés. Difundilo.

    Es largo pero vale la pena.

    Fuente: Seprin; Tribuna de Periodistas

    23/08/07

    Del ejército Sanmartiniano a las milicias bolivarianas

    ¿PELIGRO INMINENTE?

    DEL EJÉRCITO SANMARTINIANO A MILICIAS BOLIVARIANAS

    Durante décadas el intercambio académico entre los ejércitos sudamericanos, de EEUU y algunos europeos como así también asiáticos, constituyó una actividad normal de carácter institucional tendiente a fortalecer lazos de amistad entre países, establecer medidas de confianza mutua y extraer experiencias profesionales a partir de las particularidades propias de cada institución armada representada por oficiales extranjeros que cursaban estudios en nuestros institutos de formación y perfeccionamiento militar.

    Es así que por las aulas de la Escuela Superior de Guerra ”Tte Gral Luis María Campos” del Ejército Argentino pasaron oficiales de todos los país sudamericanos, algunos centroamericanos, de EEUU, Francia, España, Italia, e incluso de Corea del Sur. Normalmente uno o dos por nación, y excepcionalmente tres, cursaban los tres años del instituto superior referido, graduándose finalmente con el resto de los militares argentinos, como oficiales de estado mayor.

    Desde la administración Kirchner – Bendini ha disminuido la cantidad de oficiales extranjeros en general, pero aumentado sensiblemente el número de militares venezolanos. Es así que, actualmente cursan estudios en la Escuela de Guerra siete oficiales que fueron impuestos por orden directa de la Ministra Garré y transmitida por el Brigadier Chevalier ante el reclamo del Agregado Militar de la República Bolivariana de Venezuela. De la misma forma la Ministra ordenó la incorporación de varios oficiales venezolanos a la Escuela de Defensa Nacional que habían sido rechazados por presentarse fuera de término y no reunir los méritos académicos suficientes para cursar el post-grado en dicho Instituto.

    Algunos de estos oficiales cursantes en la Escuela Superior de Guerra del Ejército, como el Capitán Harry Morales, hacen gala frente a sus compañeros argentinos y de otros países, de su marxismo practicante, sin ahorrar elogios sobre el Comandante Chávez y su revolución bolivariana. Perplejos los capitanes argentinos escuchan por boca de estos oficiales chavistas “los relevamientos sociales” que realizan los sábados y domingos en los asentamientos de La Matanza y Lomas de Zamora. ¿Tendrá algo que ver con estos ”ejercicios militares combinados” nuestro piquetero D´elia y otros?

    El código Chavez

    Otros ocho oficiales navales cursan estudios en instituciones de nuestra Armada.

    En Bolivia se encuentran mil oficiales de Venezuela: ¿llegaremos nosotros a tener esa cantidad de invitados en los próximos meses?.

    Vale destacar que además de las cifras mencionadas, se encuentra en nuestro país un contingente de setenta y cinco oficiales más del Ejército venezolano, la mayoría de los cuales cursan carreras en distintas universidades argentinas. ¡¡ Raro intercambio profesional militar !!.

    Con la intención de propagar (léase adoctrinar) acerca del “ideario chavista” los oficiales venezolanos suelen obsequiar a sus compañeros argentinos y profesores un libro. Se trata de “El Código Chávez” escrito por una periodista venezolana-estadounidense, Eva Golinger. Básicamente es una apología del Pte Hugo Chávez y se basa en una fuerte crítica a los EEUU como promotores del golpe de abril del 2002 en Venezuela. Lo curioso es que la primera edición se realizó en Caracas en marzo de 2005, pero la segunda en agosto del mismo año se hizo en Buenos Aires. Se imprimió en los talleres gráficos de “La Verdad S.R.L.”, Posadas, Misiones. De edición “gratuita” la obra fue financiada por PDVESA Argentina S.A.

    En otro orden de cosas, es sumamente llamativo que en los primeros seis meses del corriente año, aproximadamente ochenta oficiales subalternos argentinos pidieron la baja o retiro del Ejército por ver frustradas sus legítimas aspiraciones vocacionales y profesionales. Muchos de ellos con sobresalientes legajos. El año pasado la cifra alcanzó el promedio de una promoción normal del Colegio Militar, es decir, aproximadamente cien. Pilotos militares prefieren los sueldos otorgados por las aerolíneas comerciales que lo que reciben estando en actividad, además del exiguo entrenamiento y los riesgos fatales que tal actividad implica por falta de mantenimiento. Todo como consecuencia de la Política de Indefensión llevada a cabo por la Ministra Garré.

    Es curioso observar también que varios capitanes que ingresan a la Escuela Superior de Guerra prefieran el título de Licenciado en Logística o en Recursos Humanos en vez del de Oficial de Estado Mayor, título siempre codiciado por todo militar. Es que la otra licenciatura ofrece un currículum o antecedentes más apropiados para la vida civil, y los jóvenes oficiales, como buenos militares previsores, prácticos y realistas optan por ella ante la necesidad de abandonar las filas de la Institución que los formó.

    Desnaturalización de la formación militar

    Otro tema preocupante es la decisión que se adoptaría de no mandar más a los liceos militares oficiales egresados del Colegio Militar de la Nación. Los instructores serían ex liceístas (subtenientes de reserva enganchados en el Ejército en otro escalafón), oficiales estos que no reúnen los requisitos básicos para la formación de cadetes. Ya que no pudieron cerrar los liceos, los desnaturalizan.

    En otro orden de cosas, la Garré ha intervenido personalmente para que sea reincorporado un cadete que había sido dada de baja por acumular días de arresto. A todo esto el joven aspirante a oficial había acudido a la justicia civil para revertir su situación, lo que generó un escándalo a puerta cerrada. Los oficiales que evaluaron la situación por la cual fue expulsado y luego reincorporado, fueron sancionados severamente. Este particular procedimiento (Doctrina Garré) vulnera las más elementales normas de la disciplina militar en general y del Instituto en particular.

    Asimismo, como una forma de romper con la tradición de la Fuerza, aquellos oficiales que son hijos de militares tampoco podrán prestar servicios en el Colegio Militar como instructores, siendo esto una muestra clara de discriminación. Además, no será más el Ejército quien designe oficiales para este Instituto de Formación, sino lo hará directamente el Ministerio de Defensa, manejando así la política de personal del Ejército. ¿Tendremos acaso como instructores de cadetes a militares “chapistas - garristas”? Por la misma causa (portación de apellido) el año pasado no pudieron ascender al grado de oficial superior hijos de militares retirados que tuvieron que ver con la guerra contra la subversión.

    Hacia las “milicias populares”

    El activismo político-social de los militares venezolanos en lugares específicos del cono urbano bonaerense, el proselitismo chavista abierto y la cantidad de oficiales en tareas de relevamiento no estarían lejos de asimilarse a los típicos procedimientos utilizados en Venezuela para la formación de milicias populares, cuyo posible accionar futuro se vería facilitado ante la ausencia de un Ejército en aptitud real de cumplir con su mandato constitucional, al encontrarse virtualmente desmembrado espiritual y materialmente.

    La permanencia en el cargo de la actual Ministra Garré a pesar de su mal desempeño (casos radares y contrabando de armas, entre otros), obedecería a que la funcionaria, ex embajadora en Venezuela, reúne las condiciones necesarias, a partir de las medidas tomadas, para ser funcional a la maniobra hegemónica regional de Chávez, constituyéndose (consciente o no) en un agente al servicio del mandatario venezolano. Asimismo, tal permanencia podría obedecer a una imposición de éste (dada la fluida amistad cultivada como diplomática con el “Comandante”) a cambio de millonarios créditos mediante compra de bonos a un interés del 11% (altísimo) otorgados a nuestro país.

    Todo parecería indicar que la política de defensa estaría orientada a crear o convertir a las actuales FFAA (o lo que quede de ellas) y eventuales milicias populares revolucionarias (caso Bolivia y los paramilitares indigenistas) en el soporte militar necesario para garantizar o asegurar el desarrollo de proyectos totalitarios y hegemónicos propios del actual gobierno y su continuidad con el “cambio” anunciado.

    Sólo falta que nos obliguen a dejar de homenajear a nuestro Libertador General San Martín como tal, y adoptemos a Simón Bolívar como nuevo Padre de la Patria. Chávez, con la billetera en la mano, muy agradecido.

    Finalmente el Gral.. Ricardo Brinzoni tenía razón, cuando en su despedida como Jefe del Ejército sostuvo “la política no debe entrar en la Fuerza”. Espero que los verdaderos oficiales sanmartinianos no la abandonen.

    Carlos Manuel Acuña

    20 BASES CHAVISTAS EN BOLIVIA

    Carlos Alberto Montaner

    Hugo Chávez construirá 20 bases militares en Bolivia. Las bases estarán situadas en las cinco fronteras de que dispone el país: Chile, Perú, Paraguay, Argentina y Brasil. Esas instalaciones quedarán bajo el control de militares venezolanos y cubanos en complicidad con los soldados bolivianos.

    Seguramente los cubanos tendrán pasaporte e identidad de Venezuela. No es fácil distinguirlos. Son parecidos hasta en las virtudes y defectos. El costo de los nuevos armamentos venezolanos ascenderá a treinta mil millones de dólares. Venezuela se ha convertido en el primer comprador internacional de armas y equipos militares.

    El plan recoge un viejo sueño y una antigua concepción estratégica de Fidel Castro y Che Guevara: convertir a Bolivia, situada en el corazón de América Latina, en el bastión subversivo de Sudamérica. Esa convicción le costó la vida al Che en 1967. Es un país desde el que se puede desestabilizar toda la región andina alentando los conflictos étnicos. Es un país --pronto con bases adecuadas-- desde el que podrán operar los nuevos aviones de combate adquiridos por Chávez en Rusia. Supongo que los chilenos, primer blanco en la mirilla del coronel venezolano dispuesto a ''bañarse en el mar boliviano'', habrán tomado nota del enorme peligro que a medio plazo se cierne sobre ellos.

    Chávez, de acuerdo con Evo Morales, se propone seducir y reclutar a los bolivianos para su aventura revolucionaria mediante un gigantesco plan asistencialista que incluye tratamientos médicos, alfabetización y abundante comida. Está seguro de que esa ayuda masiva demolerá cualquier suspicacia nacionalista. Ya es una figura muy apreciada por las masas bolivianas y lo será más aún en el futuro. Bolivia es el país más pobre del continente. Varios cientos de millones de dólares convenientemente repartidos --calcula Chávez-- pueden lograr el milagro de desatar la adhesión entusiasta de los más necesitados y la complicidad de los grupos radicales a la causa de la conquista redentora de América Latina para el socialismo del siglo XXI.

    Lo que estamos contemplando es la consecuencia de una cierta visión delirante de la historia y de la realidad política planetaria. Hace meses, en diciembre pasado, lo explicó en Caracas el canciller cubano Felipe Pérez Roque y el mundo cometió la imbecilidad de no prestarle atención. Fidel Castro y Hugo Chávez, que son dos personajes absolutamente mesiánicos, sin vestigios de prudencia ni sentido del límite, llegaron a la conclusión de que el marxismo había revivido tras la debacle que hace quince años puso fin a la URSS y a sus satélites europeos. De donde derivaban la sagrada misión que ambos asumían con la responsabilidad y el entusiasmo de los cruzados: Caracas y La Habana llevarían sobre sus hombros la tarea de redimir a la humanidad cobardemente abandonada por Moscú.

    Ese es el espeluznante cuadro que tenemos ante nuestros ojos: Caracas-La Habana, y ahora La Paz, son el nuevo Moscú, madre y padre del socialismo mundial. Y la tarea que se han asignado comienza por la conquista revolucionaria de Sudamérica y la instalación en todas estas naciones de gobiernos afines que colaboren en la batalla final contra ''el imperialismo''. ¿Cuál es esa batalla? Obviamente, poner de rodillas a Estados Unidos y a sus despreciables acólitos europeos. Terminar para siempre con la explotación inicua del tercer mundo mediante la creación de una grandiosa civilización colectivista e igualitaria que reinará eternamente para gloria de la humanidad.

    Sería un inmenso error descartar este proyecto de conquista sólo porque se trata de la descabellada locura de unos personajes que no tomaron Prozac a tiempo. El Tercer Reich de los nazis no era menos loco o absurdo y le costó al planeta cuarenta millones de muertos y el monstruoso Holocausto. Cuba es una empobrecida isla del tercer mundo, hambreada y sin esperanzas, lo que no le impidió a su gobierno participar en exitosos golpes de Estado en Madagascar y en Yemen, o que sus tropas pelearan durante quince años en sangrientas guerras africanas, tanto en Angola como en Etiopía.

    Chávez, con los petrodólares y el auxilio y la dirección de los cubanos, expertos y fogueados, está construyendo el mayor ejército de habla hispana: un millón doscientos mil hombres que tendrán a su disposición la más destructiva fuerza aérea de toda Sudamérica. Cuando ese aparato esté engrasado no vacilará en utilizarlo, como sucedió con las fuerzas armadas cubanas. Una vez que el órgano esté disponible, inevitablemente se pondrá en funcionamiento.

    Militares venezolanos inician obra en Bolivia

    La Paz.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, dio inicio en Trinidad, capital del norteño departamento de Beni, fronterizo con Brasil, a la obra de un dique contra inundaciones que será construido por una fuerza militar boliviano-venezolana.

    El dique, de diez kilómetros de largo y tres metros de altura, será levantado por el cuerpo de ingenieros militares de ambos países y bautizado con el nombre del prócer de la Independencia Antonio José de Sucre, quien nació en Cumaná (Venezuela) y fue el segundo presidente de Bolivia entre 1825 y 1828, luego de Simón Bolívar, reseñó Efe.

    La obra, que se construirá en dos años, tiene como propósito evitar que se repitan catástrofes como las causadas a principios de año en esa región amazónica por el fenómeno de "El Niño".

    Según datos de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), el paso de "El Niño" por Bolivia provocó pérdidas valoradas en 443,3 millones de dólares, 600 mil damnificados y 56 muertos.

    Para la construcción del dique, los militares contarán con maquinaria procedente de Venezuela, país cuya cooperación Morales calificó de "incondicional".

    "Hoy por primera vez las Fuerzas Armadas ya tienen su comando de construcción de caminos", dijo el presidente Morales, quien señaló que éstas "permiten economizar y ahorrar recursos al Estado".

    El mandatario boliviano anunció además que se crearán más cuerpos de ingenieros militares, como el que se hará cargo de la construcción de la obra en el departamento de Beni, fronterizo con Brasil, en diferentes partes del país suramericano.

    Si quiere dejar su opinión puede enviar un e-mail a:

    info@malvinense.com.ar

    COPYRIGHT (c) 2007 ELMALVINENSE. Todos los derechos reservados. Capital Federal-Buenos Aires-Argentina.

    Se permite la reproducción mencionando la fuente

  • hace 1 década

    Portalito,

    He marcado esta pregunta más que nada por la respuesta de Juan Manuel G, ya que tanto vos, como yo y la mayoría de las personas que dedicamos nuestra vida diaria a distintos quehaceres y al mismo tiempo nos interesamos por el futuro de nuestra patria, nuestro continente y el mundo, sólo nos damos cuenta de éstas cosas (que es verdad están pasando) sin poder argumentar mucho sobre nuestra preocupación simplemente por falta de información que los medios (cómplices, comprados - o "neutralizados" si no uno u otro de los dos casos anteriores -) NO DIFUNDEN.

    Yo no puedo argumentar con la autoridad con que lo hace Juan Manuel G, pero me resulta absolutamente obvio que entre Cuba; Venezuela; Bolivia y más sutil pero no menos alarmantemente Argentina, están "cocinando" algo en el aspecto militar que (a más de potencialmente impedir que con la muerte de Fidel se acabe el régimen nefasto de Cuba) no huele nada bien para el sub-continente en ningún otro aspecto.

    En cuanto a la respuesta a tu pregunta, el honor y el patriotismo de un militar siempre están alojados en la intimidad de su persona, aunque dolidos a veces por la evidente falta de los mismos valores en muchos de sus compañeros de armas, y porque el deber de obediencia que ha jurado a su Patria (cuyo alcance excede el ámbito de esta respuesta) lo llevan a ver, tolerar y hacer ciertas cosas como las que vos mencionás y que Juan Manuel G explica con la autoridad del conocimiento.

    Así también a nosotros, como ciudadanos, nos toca ver cómo hoy día en nuestros países los medios omiten hechos importantes de lo que está pasando (como éstos) y dervirtúan la realidad de la historia reciente; muchos tribunales "victimizan" asesinos, condenan inocentes e ingnoran la realidad de la historia que todos sabemos que íntimamente conocen; los programas educativos apoyan todo esto y la juventud que no vivió esas épocas "se lo cree todo" a pie juntillas... sin que exista recurso lícito alguno más que el "voto" (que la mayor parte de las veces no nos dá altenativa) que nos ayude a sentirnos más honorables y patriotas.

  • hace 1 década

    La corrupción en Venezuela se encuentra a niveles africanos y las restricciones a las libertades van en aumento. El totalitarismo no respeta la diversidad y, poco a poco, va disminuyendo la dignidad del ciudadano en favor de un Estado omnipotente. Es un proceso silencioso que gran parte de los venezolanos no parece advertir; la desilución política en ese país ha creado un mounstro que, tarde o temprano, se va a manifestar.

    Las FFAA venezolanas, en un acto de dignidad, deberían manifestarse contra las vejaciones del fascista que actualmente detenta el poder. Es su deber.

    PD: El artículo de Juan Manuel es objetivo e ilustra bastante bien el gran peligro que representa Chávez para los países de la región.

    Saludos

    Gonzalo. Chile

  • hace 1 década

    ¿Alguna fuente?

    cómo se podría creer lo que dices?

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.