masajes eroticos???

como son, quiero uno, jejejeje

12 respuestas

Calificación
  • sylar
    Lv 6
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    quieres un mensaje erotico? o erotico romantico? ahi va uno erotico romantico quisiera pasar mis lavios por tus bellos y tiernos senos de bella dama

  • Anónimo
    hace 1 década

    Estas en el lugar equivocado....ve a un prostibulo....

  • Anónimo
    hace 1 década

    mamita yo te doy lo que quieras ahorita mismo...

    lo mas rico de ellos es cuando te pase mis dedos en tus partes mas sencibles como entre tus piernas , el rose de mis llemas en tus piernas, espalda, nalguitas , pero lo mejor es en la parte interna de tus piernas hasta llegar a tu acolchonada bulba que cubre tu himen, ademas suelo apartar los labios superiores para rosarte el Himen esto te hara vibrar te lo garantizo.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Pues en ese caso te recomiendo que mejor contrates a una acompañante escort, te puedo recomendar el sitio http://www.sexys.com.mx ahí encontraras a mujeres muy sexys. eróticas y cachondas.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Hola otra vez guapa:masaje eròtico:te desnudas,te acuestas boca abajo ò boca arriva y la persona que te darà el masaje comienza con masajearte la cabeza seguido de los hombros, brazos pechos, abdòmen cintura,vientre ,monte de venus,vagina entrepiernas,piernas pies,a la vuelta hacia abajo:cuello,hombros,espalda,cintura pompas ,vagina,entre piwernas,piernas pies,de regreso al lado hacia arriba,(si es que alcanzas a llegar a esto pues para este tiempo estaras tan exitada que probablemente hayas tenido un orgasmo),no te importarà nada mas que satisfacerte y el masajista cumplendo tus deseos yexplotando sus ansias de terminar con tu solicitud de muy buen gusto. P.D. deberas tener mucho cuidado pues a menos que lo desees acabaras perdiendo ò ganando segùn tu intenciòn pues por lo general estos masajes terminan en una muy buena experiencia por haber obtenido una relaciòn sexual a travez del supuesto masaje eròtico,pero muy reconfortante,no lo crees asi? cuando vengas a mexicali hasmelo saber y no te voy a cobrar,te lo puedo dar gratis,besos.

  • Anónimo
    hace 1 década

    ENCANTADO, LEE CON CALMA.

    Por fin llegué en el Hotel y apresurado corrí a llamarte por teléfono, sin dejar mi nerviosismo. Quedamos en que al salir del trabajo entre 9:30 y 10 de la noche nos veríamos en el looby del Hotel.No podía quitarme de la mente tu imagen, el corazón me palpitaba a mil, si, tenía taquicardia nerviosa.

    Por fin llegó la hora, baje del cuarto al looby, estaba bastante nervioso, por cierto traía un obsequi, pero dudaba mucho en si era bueno entregárselo, desde luego el citado obsequio venía acompañado de un precioso ramo de rosas rojas.

    Y por fin, estando yo fumando te vi aparecerte por el pasillo, no lo podía creer, te veías impresionante, guapa, fina, delicada, deliciosa.

    El pelo suelto a los hombros, una blusa color palo de rosa ceñida al cuerpo con botones al frente, acompañada de una falda muy formal, elegante y de buen gusto arriba de las rodillas con unas sandalias de tacón. Guauuuuuuuu.........

    Nos acercamos uno a l otro, inmediatamente nos identificamos, nos acercamos y sentimos una atracción de energía gruesa que hasta los bellitos se nos pararon y la piel se volvió chinita, nos fundimos en un abrazo fuerte y cálido, ahí aspiré tu delicioso aroma, te sentí entre mis brazos y me estremecí de emoción. Acto seguido y sin pensarlo gire mi cabeza y roce delicadamente tus labios carnosos pintados de rojo, provocando que se derritiera todo lo que estaba a nuestro alrededor.

    Entramos al bar no sin antes entregarle el ramo de rosas y la cajita del obsequio. Como toda dama quisiste apresurarte para abrirlo pero te detuve, te dije, Nena ábrelo por favor en tu casa, a lo que afortunadamente accediste..

    Estuvimos platicando un poco de todo y nada, yo no dejaba de admirarte y de mirarte de pies a cabeza, situación que me puso más nervioso todavía, provocando el efecto torero, jajajajajajajaj

    Nos tomamos 2 tragos y con tu delicada voz me dijiste, que te parece si vamos a mi casa, ahí estaremos más cómodos, platicamos, si quieres bailamos y nos tomamos otra copa.

    No lo podía creer, que fantástico sonaba eso, a lo que de inmediato pedí la cuenta y nos retiramos.

    Abordamos tu auto, te abrí la puerta para que pasaras y st acomodara en el asiento del conductor, hice lo propio, me instalé y partimos hacia su casa. En el trayecto no podía disimular ni dejar de estar viendo tus hermosas piernas, desde luego que no lo pude ocultar y te diste cuenta.

    Llegamos por fin a tu casa, abriste la puerta y me invitaste a entrar. Por cierto es una casa adornada de muy buen gusto, con detalles hermosos y donde se siente uno acogido y cálido.

    Pusiste algo de música suave y te dispusiste a servir un par de copas. Acto seguido tomaste la cajita y me dijiste, ya la puedo abrir, entre nerviosismo asenté con la cabeza y tu con mucha calma te dispusiste a abrir la caja. Al levantar la tapa tus ojos se veían hermosos y más grandes.

    Soltaste una pequeña sonrisa y me dijiste, este tipo de regalos solo tú los puedes dar, jajajajajaja, lo sacaste de la caja lo levantaste y dijiste, gracias está hermoso, fino, delicado y de buen gusto.

    Eran unas tangas en color negro Victoria Secret, por cierto estaban hermosas.........

    No sé cuanto tiempo pasó, pero para mí era una eternidad y hasta que me animé a tomarte por la cintura, los dos nos encontrábamos callados y mirándonos fijamente, el uno al otro, me acerque y probé esos hermosos labios, mientras mis manos se dirigieron hacia tus piernas, las cuales, como toda tu, estaban muy bien formadas, de formas sutiles, pero bien definidas, empecé a bajar por la cintura, pasando por tus caderas, tus muslos, tus rodillas, tus pantorrillas, estaba buscando lo que a ella le gustaba sentir, todo con mucha calma y suavidad, así sin prisas… después te solté y se te escuchó un leve suspiro de placer incontenible, continué recorriendo tu cuerpo, desde el cuello, la espalda, pompitas, muy firmes, por cierto, y de regreso intenté meter manos por debajo de la blusa a lo cual rehusaste al principio y poco después aceptaste, pero el teléfono nos interrumpió..

    Mi estado era tal que empezaba a mojarme de tanta excitación, a tu regreso venías con una sonrisa … me senté en el silloncito y te jalé, encima de mí y de frente y te tomé por la cintura y como ya estábamos bastante excitados intenté retirar tu blusa a lo cual te negaste y me dijiste que no me moviera y que solo me dedicara a observar detenidamente, así que te enderezaste y lentamente empezaste a remover tu blusa y dejando a la vista tu figura, muy fina, impresionante, deliciosa. Te tomé por los hombros te besé y llevé mis manos hacia tu espalda, la acaricié con las llemas y en forma muy delicada desabroche el bra negro de encaje de media copa. Tenía una vista espectacular, parecían hechos en molde, divinos, deliciosos, merendables, retiré el bra y acerqué mi cara teniendo, irremediablemente, que entrar en contacto, los bese suavemente empezando por los....., después por la parte central de los senos y después por alrededor, alternando con unas leves mordiditas para no lastimarla, los suspiros no se dejaban de hacer presentes, los estábamos disfrutando al máximo, con las manos me las ingenié para remover la falda, pero tuvimos que levantarnos para tale efecto continuando con los besos por el cuello, la espalda y posteriormente a medida que la falda era desplazado hacia el piso te besé en tu derriere y para mi sorpresa, descubrí que traías unas hermosas tangas iguales a las que le había traído de obsequio.

    Agilmente terminamos de retirar las sandalias, tanguita y la falda y te recosté sobre el silloncito y te separé las piernas y poco a poco comencé a acariciarlas y besarlas dirigiéndome sin duda a su parte intima que ya se encontraba húmeda, cuando se encontraba ante mi tan bello panorama de su intimidad, cerré los ojos y me acerqué a besarte, justo cuando te imprimía mi beso escuche decirte que no me detuviera que te encontrabas ansiosa a que te probara y te tomara, tu olor era el característico de la mujer, un tanto indescriptible, pero muy apetecible, así que comencé por recorrerla de abajo hacia arriba abriéndome paso a cada momento con mi lengua, saboreando a cada instante su miel, tu te acercaste a la orilla del silloncito y me pediste que me pusiera frente a ti y que continuara con mi faena, ya sobre mis rodillas y frente a ti continué besándote, chupándote y recorriendo tus labios, el calor en tu cuerpo iba en aumento , me detuve por unos segundos a observar el panorama que perneaba dentro de la habitación y sin decir nada continué e introduje de forma brusca mi lengua hasta donde más pude en tu........ y comencé a agitarla lo más rápido que mi ser me permitía, después de un rato solo se escuchaban tus gemidos que parecían ser reprimidos por miedo a que nos escucharan. Me canse de tener mi lengua dentro de tu....., la saque dedicando a recolectar con mi boca los líquidos combinados con mi saliva que escurrían y llevándolos hacia tu........que acaricié con suma delicadeza empezando por alrededor y después de lleno y solo bastaron unos cuantos segundos para poder sentir como tu cuerpo se contorneaba como respuesta a mis caricias en señal inequívoca del orgasmo que se estaba consumando, continué un poco más y me alejé hacia mis espaldas cansado de tan ardua y deliciosa tarea.

    Te incorporaste lentamente y al verme mojado de mi rostro por causa de las caricias lamió todo dejándome seco y me desabrochó el pantalón y lo bajó junto con mi boxer, me sentaste y te acercaste con mucha seguridad y me tomaste con tus manos y recorriiste el............de mi............. despacio, pero sumamente ágil y sin decir palabra alguna lo introdujiste a tu boca hasta el fondo, y después lo sacaste muy lentamente, pero haciendo mucha presión sobre él, cosa que me prendió de manera que lograste arrancar un gran alarido de placer, mi miembro comenzó inmediatamente a palpitar, sentía el recorrer de tu boca a lo largo de mi miembro, sentía que con la fuerza de tu chupada me lo arrancabas, lo hacías despacio y suave y luego aumentabas la velocidad y de forma repentina te detenías introduciéndolo en tu boca rápidamente para sacarlo muy lento pero imprimiendo mucha fuerza de succión que me hacía derretirme sin poder hacer mas nada, solo dejándome llevar por tus caricias, quise contemplar tan placentero momento y pude ver que de mi y de tu boca escurrían jugos, que en estos momentos ya ni sabía de quién eran solo se veían escurrir lentamente atraídos por la gravedad.

    En un segundo intento de incorporarme, pude observar toda tu espalda desnuda ante mí y comencé a acariciarla hasta donde alcanzaba, después baje mis manos por tu espalda hacia tus senos y con las llemas de mis dedos inicié las caricias en tus........, cosa que te excitó mucho, porque comenzaste a balancearse de un lado a otro y conmigo dentro de tu boca se empezó a escuchar cómo ardían tus entrañas de placer al mismo tiempo que aumentaba las secreciones de tu boca y la velocidad de su participación, lo cual me produjo una reacción en cadena que no tardó mucho en manifestarse en.............., solo algunos instantes antes de que explotara de placer te avise que el momento estaba cerca y que no había marcha atrás, aceleraste un poco más lo cual me produjo que me retirara de mis caricias me dejara caer sobre mi espalda comenzando un gemido incontenible de placer… el momento tan ansiosamente esperado se presentó, mi cuerpo se contrajo de forma involuntaria y dio inicio a una serie brotes............ Te mantuviste inmóvil por unos instantes y esperaste a que mi cuerpo se fuera relajando poco a poco y comenzaste a chuparme de nueva cuenta, claro mas lento y con menos fuerza que al principio, dedicando algunas pausas a recuperar el aliento.

    Poco después, mi cuerpo se estaba recuperando y decidimos pasar a lo que faltaba, así que lte recosté boca arriba y en la orilla de la mesita de centro y me dispuse a acariciarte un poco con los dedos a manera de preámbulo, pasaron unos minutos antes de poder colocarme en posición cuando me dijiste que te sentías bastante húmeda y que ya no aguantabas más, me detuve unos instantes y me coloqué justo en la entrada y comencé a introducirme lentamente y fijándome muy bien es tus reacciones para no lastimarte, poco a poco tu cuerpo se fue amoldando al mío en una coordinación casi perfecta, me detenía dentro de ti y después salía un poco para después entrar con un poco de más vigor en mi envestida. Continuamos por unos momentos, francamente no puedo determinar el tiempo, por la atmósfera de placer en la que estábamos inmersos.

    Continuamos con los movimientos y los fuimos aumentando en cantidad y rapidez al grado de que empecé a sentir como todo mi cuerpo se acalambrada dentro del tuyo y se me dificultaba mi desempeño, tus gemidos eran más notorios cada vez y menos controlables, el brillo en nuestras pieles también era más notable y daba ese toque de lujuria a los cuerpos que uno se derrite al ver cómo empiezan a reaccionar ante tal agitación, de pronto y de forma irremediable se consumió mi orgasmo y con los nervios al máximo continué como mis limitaciones y solo bastaron algunos segundos para que se desencadenara el tuyo, poco a poco nos fuimos relajando y me retire poco a poco hasta que tope con el silloncito, en el cual me recosté exhausto y me alcanzaste, nuestras miradas se encontraron y te abracé y besé, con un beso que se prolongó por un buen rato.

  • hace 1 década

    Hola Peke, te escribo una breve explicacion de uno de los muchos masajes eroticos que se les puede dar a una mujer y hacerlas vibrar.

    Generalmente las mujeres se pueden venir en dos maneras: mediante estimulación de su punto G o por estimulación del clítoris. Muchas mujeres caracterizan el orgasmo del clítoris como más fuerte y el orgasmo del punto G como más profundo. La excitación femenina toma mejor tiempo en obtenerse pero permite tener orgasmos múltiples, si continua la estimulación. Tener orgasmos múltiples puede mantener la excitación por mucho tiempo a un nivel muy alto.

    He aqui una manera de hacerlo:

    Comience con unas leves caricias que apenas toquen sus muslos internos y vello púbico. No avance hasta que ella alce su pelvis hacia arriba. Acaricie los labios vaginales hasta que su vagina se abra e invite a sus dedos a entrar.

    Otra forma de masaje genital se puede hacer colocando el labio vaginal bien lubricado entre el pulgar y el índice. Pellizque muy ligeramente y hale sus dedos directamente hacia afuera de su cuerpo. Sus dedos terminaran en el aire a unos tres o cinco centímetros del cuerpo de ella, tal cual como si los hubiera halado desde el borde de una mesa. Si a ella le gusta repítalo varias veces.

    Te parece interesante? imaginate lo que seria sentirlo y no solo leerlo.

    Saludos y estoy a tus ordenes.

    Besos justo ahi, a donde tu estas ahora.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Si te urgen, haztelos tú misma, llenate de aceite tus manos, y desnuda empieza por tocar tus piernas, como un masaje, luego tu panza, luego tus brazos, y de último llega a tus zonas erógenas. (o sea tus partes íntimas). Gozate a ti misma y se te va a quitar la gana de andar pidiendo amor por allí a desconocidos! Es Peligroso...

  • hace 1 década

    Hola como estas, mira si heres del distrito y me contactas te puedeo realizar uno, te garantiso satisfacción completa. saludos

  • hace 1 década

    son cosa de otro mundo si quieres yo te doy uno

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.