Anónimo
Anónimo preguntado en Política y gobiernoGobierno · hace 1 década

Quiero saber cuáles condiciones deben darse para declarar un país en estado fallido?

lo que pasa es que a mi pais lo querian declarar en estado fallido, por todos los problemas que en el se estan dando

2 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Este aire de represión no nos va a tirar

    Envían documento escrito y fotos.

    Violaciones de los derechos humanos de las mujeres en el conflicto social y político en Oaxaca

    Sé que todo esto es un caos, que hay mucha tristeza, mucho dolor. Nunca nos imaginamos que fuera a haber tanta tragedia junta, pero la verdad es que a mi no cualquier aire me tira. No tengo miedo y no se si deba tenerlo, lo que creo es que no puedo, no puedo quedarme de sentada esperando a que las cosas se resuelvan por la gracia de dios, hoy hay que actuar.

    Soy bióloga, como Ramiro, mi esposo, tenemos dos hijitos, están muy pequeños aun. Lo que nos paso es que a Ramiro los detuvieron ilegalmente, fue torturado y encarcelado; lo mismo que mi hermano, fueron recogidos por políticas vestidos de civil, torturados y Ramiro encarcelado.

    Nosotros no nos metimos abiertamente en este movimiento social porque hemos estado cercanos al magisterio, porque hemos tenido historias muy duras y porque nos indigno profundamente el desalojo del 14 de junio. El antecedente que tenemos es la muerte de mi cuñada, la hermana de Ramiro. Ella era una de las dos maestras que estuvieron desaparecidas dos semanas y fueron encontradas, muertas, cerca de un río. Fue muy sonado ese caso. Lo que no sonó fue la justicia para su familia.

    Ruth es baja, delgada, con un aire de indefensión que se transforma en cuanto comienza a hablar. El cabello negro y los ojos de un color incierto, que miran fijo, dulcemente. La voz es clara y firme, aun cuando relata la detención y la tortura de Ramiro.

    El fue secuestrado junto con mi hermano Elionai de 24 años y el maestro de educación primaria Juan Gabriel Ríos. En esos días de septiembre corrían rumores de que el gobierno iba a detener a lideres del movimiento y fueron ciertos. Un día antes que Ramiro, el 9 fue detenido Mendoza Nube, dirigente de una organización social, junto con otras dos personas, dos muchachos que le ayudaban a empujar su silla de ruedas. En Oaxaca todo mundo sabe que Nube no puede caminar, quedo paralítico dicen, después de una golpiza que le dieron policías hace muchos años. Pues uno de los muchachos que empujaba la silla de ruedas, acababa de regresar de estados unidos, es amigo de mi esposo, por eso, cuando nos dijeron que Leo habia sido secuestrado, mi esposo se apunto para ir a buscarlo.

    Decidieron ir a buscarlos a san Felipe a eso de las 12 de la noche, san Felipe es un pueblo cercano a la ciudad de Oaxaca, donde los políticos comenzaron a comprar hace algunos años, terrenos comunales a precios de risa, hicieron sus grandes mansiones juntos a las humildes casas de la gente del pueblo. Ahora es una zona de ricos, de políticos priistas donde Ramiro y sus compañeros pensaron que podrían tener a su amigo leo.

    Entonces se fueron para allá, no sabían ni por donde buscar. En un momento dado vieron en una camioneta a unos tipos, con pinta de policía, pero vestidos de civil que se les quedaron viendo feo, ellos sintieron que no eran amigos y decidieron darse la vuelta, en eso se les cerro un tsuru verde, de donde se bajaron unos que también parecían policías, pero también vestidos de civil. Se acercaron al carro donde ellos iban, los bajaron y les dijeron que no se asusten, es una revisión normal, normalmente así somos, dijeron los parapolicias. Mi esposo usa pelo largo y barba , somos biólogos no usamos traje. al bajarlos les dijeron que no se asustaran, pero al checarles la cartera a mi hermano y al otro amigo y ven sus credenciales de maestros, en ese momento le dijeron a mi hermano “¿ah con que maestrito?” , los llevaron a un lugar oscuro, empezaron a hablar por la radio, por celular, para recibir ordenes de que hacer con ellos. Recibieron ordenes y los subieron a la camioneta, una suburban, los empezaron a golpear en la cara, los torturaron físicamente, a mi hermano le pusieron una capucha y le cortaron una oreja, a Ramiro le apagaron un cigarro en la frente, al otro compañero le reventaron los oídos. Los lastimaron mucho.

    Su voz es elocuente pero no hay rastro de lágrimas ni titubeos. Mira a su hija jugar a su lado y continua, mirando fijamente. Le duele, ambos hijos le duelen, le duele Ramiro y todo alrededor, pero desde el fondo de ella sigue halando de movilizarse, de no rendirse, de informarse, de organizarse. Y continúa mirando a la niña que se divierte con dos plumones de colores.

    Mis hijos, ellos son los que han padecido mas todo esto, parece que no se dan cuenta, pero preguntan por su papa, no lo han podido ver mucho porque cuando presentaron a Ramiro, estaba muy hinchado, amoratado de los golpes. No podía llevarlos al penal de Ejutla a que lo vieran así. No lo iban a reconocer. Luego se me enfermaron, no comían bien, estaban inquietos, eso hasta parece normal, parte de la guerra.

    Habla de Ramiro, de sus hijos, pero de ella, es mas difícil, insiste que ni tiene miedo, que talvez tenga aun reprimidos los sentimientos, pero que en este proceso, ella solo predio su trabajo como maestra de biología en una escuela particular, por sus opiniones políticas. ¿eso es normal Ruth?

    No, yo creo que no es normal, se que es una violación a mis derechos pero la verdad, perder ese trabajo, donde ganaba 50 pesos por la hora no es perder gran cosa, ganaba solo para los pañales de los niños. Lo que me parece que se escapa de toda normalidad, es lo grotesco de luchar, ya no contra el Estado, sino con una para-estado. Un estado tiene policías, tiene militares y enfrentarse a ellos ya es difícil, pero enfrentarse a para-policías, a para-militares, cual negociación, cual mesa de dialogo. Ellos detienen a la gente, se bajan de autos sin placas, vestidos de civil, disparan balas desde pistolas que tienen garantizada la impunidad. A muchos de los que han sido detenidos en Oaxaca les fabrican delitos, es un modus operandi de gobierno. Por ejemplo, Ramiro y mi hermano, iban circulando por una calle de Oaxaca, sin hacerle nada a nadie y llenas de paramilitares, los mismos que disparaban contra la gente. Fue a raíz de de ese convoy de la muerte que la gente decidió poner las barricadas, fue un elemento de defensa contra las veinte o treinta camionetas con gente tapada con pasamontañas, armada, vestida de civil que daba vueltas en la ciudad disparando. Entonces las barricadas no fueron por gusto, eran un elemento de defensa para nuestros compañeros que estaban en los plantones. Y no somos un grupito como dicen en la televisión, es la sociedad de Oaxaca que esta defendiendo nuestra integridad, se esta defendiendo de la arbitrariedad en la que vivimos. ¿y como luchamos contra toda esa ilegalidad? ¿ante quien denunciamos? ¿a quien acusamos? Todos sabemos de donde viene, la cuestión es comprobarlo.

    Mi hermano fue puesto en libertad, pero Ramiro no, tuvimos que pagar 12 mil pesos para que saliera mi hermano, aunque el delito persiste, Elionai tiene que ir a firmar el día 2 y 15 de cada mes para que no lo reaprendan. Ramiro no corrió con la misma suerte porque lo mantuvieron encarcelado.

    Se detiene un momento, pensativa: ¿se puede agradecer nuestra suerte, porque no los mataron, porque no los desaparecieron indefinidamente, porque nos cobraron miles de pesos para liberarlos? En fin, a Ramiro lo consignaron porque dijeron que llevaba un mosquetón viejo. Se lo llevaron al penal de Zimatlan. Ahí se rapo, porque durante la tortura le arrancaron mucho pelo, se lo arrancaron por mechones y el prefirió quitárselo todo. Nosotros creemos que al darse cuenta que eran personas comunes y corrientes los golpean en la cara para decirles si se meten esto puede pasarle a cualquiera, no solamente a los lideres. De todos los que han sido detenidos, ellos fueron los primeros torturados. Los amenazaban con ir a violarlos, con ir a violarme a mi porque desgraciadamente en nuestro carro iban muchos documentos míos, que iban a ir a violarme entre todos y que además iban a matar a nuestros hijos un niño de tres años y otra de un año. Entonces la tortura física y psicológica, era un aviso para que la gente común y corriente que se involucre de alguna manera, fue muy clara, tienen un plan bien definido, saben donde golpear, no contaban con que Ramiro es un biólogo reconocido a nivel internacional, porque nuestro trabajo es en aves migratorias y pasamos la mitad del tiempo en estados unidos y la mitad en Oaxaca.

    Pero aun ese fantasma de ilegalidad, de corrupción, de muerte que se ha cernido sobre Oaxaca tiene sus puntos débiles. La solidaridad, el apoyo económico y el respaldo moral de la gente que rodea a la gente, ha mantenido a mujeres como Ruth de pie, sin derramar una lagrima.

    Y no hubiera podido sola, de no ser por mi familia, por mis amigos, por toda la gente que esta en la calle. Esa gente es la que infunde tanta fuerza a las mujeres que tuvimos un esposo desaparecido, las que tuvimos que soportar ver su cara hinchada, morada de golpes. Yo quisiera que para las mujeres a las que les mataron a su esposo, a su hijo, también haya fortaleza, que la solidaridad, la energía de la gente de Oaxaca, además de la convicción de que esto tiene que cambiar.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Lo que pasa con México es que sus mismos habitantes quieren dividirlo y los del norte ser una sucursal más de USA

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.