Anónimo
Anónimo preguntado en Ciencias y matemáticasBiología · hace 1 década

Por qué somos Bípedos?

Recordando al insigne e inigualable paleontólogo Teilhard de Chardin.

Se han preguntado por qué el ser humano es el único que mantiene erecta su columna vertebral salvo cuando significativamente duerme o descansa. Hasta los peces, aves y monos la mantienen fundamentalmente horizontal y además usan sus extremidades superiores como parte de su aparato locomotor.

Cuando supuestamente el primate prehomínido mantenía sus manos pegadas al suelo cual casi cuadrúpedo, permanecía así conectado a tierra por medio de las plantas de sus pies y además por las palmas de las manos. Toda su psicobioenergía quedaba pues teñida y condicionada por la energía centrípeta-protónica Yin-terrestre que lo invadía monopolarmente de los pies a su cabeza. Energía como saben egocéntrica

por ello egoísta, tribal y monopolar. Esta energía centripetizante estimulaba por su condición el cerebro de modo parcializador y confiriéndole por tanto un pensamiento-emoción de corte muy sensual basado en la simple evidencia de las fragmentarias apariencias físicas. Tal reminiscencia todavía deja sentir su ancestral influencia y miopía intelectual nada holística que podemos observar y estudiar en la mente de muchos científicos, artistas, fílósofos, etc, de hoy.

Por otro lado en el no bípedo, el cuerpo y la columna vertebral horizontal

cortan el campo magnético terrestre de un modo más perpendicular. Como resultado de tal posicionamiento capta más este campo y su influencia psicofisiológica, que ahora no voy a describir. Pero o bien al ir utilizando los árboles como hábitat, medio de transporte o defensa y al utilizar herramientas, su pélvis se fue transformando y permitiendo la paulatina elevación de la columna. De tal suerte el homínido fue despegando más y más las manos del suelo reduciendo con ello su

aparato locomotor a la mitad. Así, sólo la mitad inferior de su cuerpo se

mantenía directamente unido a la influencia telúrica yin terrestre. Ahora parte de la energía no empleada en ciega fuerza locomotriz y de sustentación corporal podía destinarse a una actividad más creativa desprovista de su anterior servidumbre yinnificante. Los centros receptores de sus manos, la antena-columna y el cerebro recibían con la posición más bípeda mucha más información y energía solar yang-centrífuga. Por ese medio y razón dos energías opuestas se

confrontaban en su cerebro. De tal choque comenzó a desarrollarse el córtex cerebral asiento de la inteligencia consciente e individual. Así su sustancia blanca cerebral receptora del inconsciente individual y colectivo como de la dinámica rectora instintiva evolutiva inteligente, se iba metamorfoseando en instinto-intuición e inteligencia consciente y personal. Esto es de una importancia crucial.

A la energía terrestre yin-telúrica-centripetizante que se traduce por ello

psicofisiológicamente en egocéntrica, se le oponía como contrapunto el mayor gradiente de energías solares progresivamente captadas. Energías provistas de información más holística y holográfica, que comenzó a desarrollar el hemisferio derecho-cognición y contrapuntear el izquierdo e ir engrosando el cuerpo calloso cerebral sintetizador. Como este fue un paso posterior, hoy podemos ver el atraso que este hemisferio lleva sobre el izquierdo. Así es muy evidente en las poblaciones de científicos que presentan una capacidad gusto y tendencia por las cosas de tal hemisferio, no sintiéndose atraídos y por tanto no cultivando tanto como debieran el desarrollo de hemisferio derecho.

Como normalmente el hombre fue el cazador-explorador y la mujer se quedó en la cueva, ésta desarrolló más la imaginación y la inteligencia holística, mientras el hombre estimulaba más su piscomotricidad y sentido de la orientación espacial, fuerza e inteligencia práctica y competitiva-egoista.

13 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    .por que es la capacidad Primates antropomorfos pertenecientes a la tribu Hominini, caracterizados por la locomoción bípeda erguida; eran anteriormente considerados como una familia, y hoy como una subtribu Hominina, de la que actualmente sólo sobrevive el Homo sapiens. Se conocen ejemplares fósiles que datan de hace más de 4 millones de años. Hacen parte de ella los géneros Australopithecus, extinto; Paranthropus, también extinto; y Homo; habiéndose además propuesto el género Kenyanthropus (extinto). Se discute si se incluye también el género Ardipithecus (extinto).

    Se trata de primates adaptados a la vida terrestre: a caminar en postura bípeda con estación vertical y el cráneo también verticalizado. Los pies no son prensiles a diferencia del resto de los primates, pues el primer dedo es más robusto y queda alineado con los cuatro restantes. Las manos tienen un pulgar desarrollado y son más aptas para manipular objetos.

    Actualmente se considera que hace 2,6 millones de años los Australopithecus evolucionaron en forma diferenciada originando paralelamente, por una parte a los Paranthropus, más robustos, especializados en una dieta vegetal dura (tubérculos, tallos, nueces), que requirió de mandíbula y molares más grandes y músculos faciales poderosos que requerían una cresta craneal para unirlos. De otra parte los Homo:con cerebro relativamente grande, mandíbula y dientes de menor tamaño y huesos más gráciles. Ambos géneros existieron simultáneamente durante un millón de años.

    Más o menos simultáneamente con el los Paranthropus aethiopicus, surgió otro homínido, con un cerebro más evolucionado, conocido como el Homo habilis, al que debe atribuirse la cultura de los guijarros tallados y que fue bautizado en un principio como Telantropos o Prezinjantropos. Se trata de una especie intermedia entre los Australopithecus y el Homo ergaster, y dentro de la cual varios clasifican al Homo rudolfensis. Su capacidad craneana era de entre 600 y 700 cm³, por tanto superior a la de los Australopithecus, por lo que varios expertos consideran que esta especie pertenece al género Homo. Estos homínidos se extendieron por toda África donde se han encontrado sus restos.

    El Homo ergaster, probable descendiente exitoso del habilis, proliferó y fue el primer homínido que emigró de África y se exparció por Asia desde hace por lo menos 1,8 millones de años. Restos de sus descendientes se han encontrado en Georgia, China, Java y otros lugares, donde sus descendientes se estabilzaron y multiplicaron evolucionados en la exitosa especie Homo erectus, de la cual surgió tardíamente una especie pigmea en las selvas indonesias, el Homo floresiensis.

    Hace un millón de años un descendiente africano del Homo ergaster emigró a Europa, donde se han encontrado huesos de más de 800 mil años de la especie Homo antecessor, de la cual descendió el ya bien estudiado Homo heidelbergensis, antecesor del Hombre de Neanderthal, especie con cerebro de tamaño similar al del hombre actual, que pobló toda Europa y alcanzó Asia occidental durante la última glaciación.

    Mientras tanto, otros descendientes del Homo ergaster en África, morfológicamente cercanos al Homo antecessor, se convirtieron hace 500 a 300 mil años en el Homo rhodesiensis, antecesor inmediato del hombre actual, Homo sapiens, originario de África del sur u oriental, de donde comenzó a poblar el resto de África y pasó a Asia y luego a Europa, América, Oceanía y Polinesia. La genética permite hoy seguir el curso de las migraciones de esta especie y establece, por una parte, que todos los humanos actuales descienden de los grupos de sapiens que vivían en África hace más de 100 mil años, y por otra parte, que los neandertales no son antepasados de los sapiens, sino una expecie que surgió de forma paralela y se extinguió.

    La arqueología ha demostrado que hace unos 50 mil años coexistían 4 especies de homínidos del género Homo: erectus, floresiencis, nerdenthalis y sapiens. Desde hace 13 mil años el Homo sapiens es el único homínido sobre la tierra

    ¿Por qué andamos de pié cuando el resto de animales van a cuatro patas?. Los perros, por ejemplo, corren más rápido, pueden subir y bajar pendientes muy empinadas con gran seguridad y recorrer grandes distancias en un tiempo mucho menor que el nuestro. Nosotros somos bastante lentos, y eso no nos beneficia nada a la hora de escapar de un depredador o buscar alimento, por ejemplo. Encima, nuestras crías tardan demasiado en comenzar a andar, con lo que el riesgo es aún mayor. ¿Qué ventajas obtenemos al andar así?. Sin duda, alguna debe de existir porque la naturaleza se encarga de desechar lo que no sirve, en algún hueco tendríamos cabida para poder sobrevivir ante tal " incongruente aberración".

    Los científicos se han roto la cabeza pensando e investigando por qué somos así y cuándo empezó todo. ¿Fue casualidad sobrevivir con esa tara?, ¿nuestra inteligencia y nuestra cohexión social compensaron la balanza?.

    En la actualidad, somos el único animal que puede andar sobre nuestros pies (extremidades posteriores), dejando libres las manos (extremidades anteriores). No lo hacemos de forma vacilante, sino que damos pasos firmes y largos, nos movemos a un lado y a otro el tronco como lo hacen los chimpancés.

    Ellos pueden mantenerse en vertical y andar algo balanceándose de un lado a otro, pero eso no es caminar de pie. Para caminar así de verdad , hay que alinear las piernas con el tronco y estirar todo el cuerpo. La cadera ha de transformase y también ciertos músculos (abductores e isquiotibiodes).

    En la base de nuestro cráneo arranca la columna vertebral. El lugar exacto desde donde arranca indica cual es el centro de gravedad del esqueleto sobre el que éste se organiza. Así, al encontrar un cráneo los científicos pueden estimar si ese ser caminaba erguido o no. Así, la bipedestación supone una reorganización de todo el esqueleto. Esto solo puede lograrlo la evolución , y no de la noche a la mañana, sino que con mucho tiempo. Muchas especies anteriores a la nuestra ya andaban erguidas, por lo que el origen de este gran cambio tiene que estar en un pasado muy remoto.

    Para mantener la postura erguida y poder caminar sin esfuerzo los seres humanos vimos modificado nuestro centro de gravedad. Los músculos de la nuca tuvieron que compensar para poder mantener la cabeza levantada, además e muchas más cosas. Andar erguido supuso un gran número de cambios corporales muy estrechamente ligados unos con otros.

    ¿Para qué nos hicimos bípedos? o, mejor dicho, ¿qué problema evolutivo se resolvió con el bipedismo?. El precio que hubo que pagar a cambio del bipedismo fue demasiado alto porque esta postura tan peculiar no trae más que problemas:

    No es apto para escapar de alguna situación peligrosa corriendo, somos débiles y lentos.

    Supone enormes tensiones en la estructura esquelética y en especial en la columna vertebral. La debilidad de la espalda causa grandes dolores al soportar mucha tensión para mantener una postura erguida relajada.

    Los cambios en la forma de la pelvis hacen que el parto sea más difícil y peligroso.

    Las crías humanas son muy vulnerables, tardan dos años en defenderse en el acto de caminar.

    Existe una mayor propensión a las lesiones accidentales, la articulación de la rodilla es muy frágil y todo el peso del cuerpo se concentra en uno y otro pie al desplazarse, ¿qué le ocurriría a un homínido cojo hace dos millones de años?

    Pero, si la naturaleza es tan sabia está claro que algo bueno sacarían nuestros ancestros para que les mereciera la pena todo esto. Estamos aquí aún apesar de todo.

    Si es fácil sacar una lista de desventajas a la postura erguida, pensemos ahora una lista de ventajas...

    Seguro que lo primero que nos viene a la cabeza es que con las manos libres podemos manejar cosas. Esa es la más fácil, pero... ¿solo por eso merece la pena todo lo demás?. La verdad es que yo preferiría poder correr mucho para que no me pille un depredador y que mis hijos también puedan tener una oportunidad de sobrevivir. Pensemos en más ventajas... es complicado pero existirán cuando hemos llegado hasta aquí. Los científicos han dicho algunas, pero también les ha costado lo suyo ¡y eso que se dedican exclusivamente a esto!.

    Entre las ventajas que han encontrado a la postura erguida es que ésta permite a quien la posea:

    Que en condiciones muy calurosas, exponga menos superficie corporal a la luz solar directa y puedea dispersar así más rápidamente el calor acumulado en el organismo sin consumir grandes cantidades de agua (se supone que pensamos en un clima bastante caluroso en ciertas regiones de África).

    También supone a marcha normal un gasto menos de energía que el ir a cuatro patas.

    Nuestra manera de andar es menos rápida en cortas distancias, pero nuestra resistencia es mayor a la hora de desplazarnos durante mucho tiempo y a grandes distancias, tanto corriendo como andando.

    El objetivo de la postura bípeda no era el dejar las manos libres para manejar herramientas y así desarrollar el cerebro, como se dijo en un principio. Parece la respuesta más obvia. Según parece, todo eso vino mucho después, es decir, fueron ventajas que surgieron una vez el bipedismo estaba totalmente desarrollado. Así, al liberar las dos manos pudimos transportar a los campamentos más cosas, cada vez pudimos hacer más cosas distintas.

    ¿Nos hicimos bípedos porque éramos más listos y creímos que era mejor? o ¿al hacernos bípedos y levantar la cabeza del suelo vimos las cosas más claras?. El bipedismo no interfirió negativamente a los antiguos homínidos, pues vivieron con éxito durante mucho tiempo sin necesidad de que tuvieran inteligencia. Lucy era bípeda, pero no tenía un índice de encefalización muy desarrollado, por muy bien que anduviera seguía teniendo el cerebro de un mono. Así que, no éran más listos. Los primeros homínidos eran monos que caminaban erguidos, ni más ni menos.

    Siempre nos han hablado de que los animales deben estar adaptados al ambientes, como la selva, los polos, etc, para poder sobrevivir y no ser eliminados por la selección natural. Bueno, más que ambiente hay que hablar de nicho ecológico, es decir, al papel que la especie va a jugar en un ecosistema concreto. Esto es así, porque muchos animales y plantas distintos viven en el mismo lugar, pero desarrollan estrategias distintas de adaptación en un hueco libre en ese ecosistema. Así que, ¿qué nicho ecológico concreto era el que ocupaban los primeros homínidos cuando se hicieron bípedos?, ¿qué hueco supieron aprovechar adoptando esta estrategia?.

    Elisabeth Vrba, profesora de la Universidad de Yale, explicó cuáles fueron las razones que hicieron que se adoptara el bipedismo como forma de afrontar los problemas que se les presentaban a estos incipientes homínidos. Vrba ha identificado dos períodos de profundos cambios climáticos generalizados que podrían haber influido en el bipedismo. Uno de ellos se produjo en algún momento hace entre 7 y 4,5 millones de años. El segundo hace entre 3 a 2 millones de años. Ambos se caracterizan por un notable descenso de la temperatura, grandes transformaciones climáticas y cambios evolutivos masivos en todo el planeta, tanto en mar como en tierra.

    El primero coincide en el momento en el que se produjeron los cambios más espectaculares en la evolución humana, el bipedismo. El segundo, con el desarrollo del cerebro en el género Homo y la aparición de los útiles de piedra hace 2,5 millones de año

    Durante los últimos sesenta millones de años el continente africano ha sufrido un rápido retroceso de los hábitats cálidos, húmedos y boscosos, las selvas. En casi todas partes el clima quedó más sujeto a las estaciones que hoy conocemos. El agua y el alimento dejaron de estar disponibles de forma continuada durante todo el año y las selvas retrocedieron. De vivir en los árboles se pasó a tener que aprender a vivir en un ambiente diferente, como la sabana y el bosque abierto. Cuando las selvas se retiran lo que resultaba bueno para la vida arborícola (brazos largos y fuertes, dedos y manos largos para aferrarse a las ramas) se vuelven inútiles. Antes del gran cambio climático las selvas se extendían de una costa a otra de África, actualmente se concentran en el centro y oeste del continente y es allí donde viven los gorilas y chimpancés, que no necesitan ser bípedos. Según los bosques se fueron retirando hubo que adaptarse a una nueva existencia bípeda en terrenos abiertos.

    Así, las especies pueden responder de tres formas diferentes a estos cambios:

    Desplazarse hacia una nueva región geográfica donde las condiciones imperantes se asemejen a los de su antiguo hábitat.

    Pueden extinguirse si no tienen posibilidad de retirarse a ninguna otra región.

    Pueden beneficiarse de una modificación genética que determine la aparición de una nueva especie.

    No solo el cambio climático determina, sino también la competencia y el azar.

    Los homínidos tuvieron que adaptarse a un terreno abierto y dejar la selva. La temperatura estaba bajando y el clima se había vuelto más seco, por lo que las selvas retrocedieron. El sol seguía brillando con fuerza y los primeros homínidos habían estado directamente expuestos a la acción de sus rayos. En estas condiciones, el bipedismo tuvo que ser una ventaja. De todos los animales de la sabana somos los que mejor soportamos las temperaturas altas. Mantenemos fresco todo el organismo y protegemos de esta forma nuestro cerebro, algo que posteriormente nos vendría muy bien.

    Pero, ¿os habéis convencido?, ¿parece lógico verdad?. Pues ¿qué diríais ahora si os contara que ya existía el bipedismo en ambientes selváticos y no secos como la sabana?. Parece ser, que el incipiente bipedismo se inició cuando aún dependíamos de los árboles y que se desarrolló más tarde, en ambientes más secos.

    Así, es la ciencia. Hay que cosas confirmadas y otras que son difíles de afirmar porque no hay suficientes pruebas. Así se va avanzando en nuestro propio conocimiento de por qué somos como somos. Quizás en pocos años alguien encuentre definitivamente una respuesta exacta.

  • Anónimo
    hace 4 años

    Dejar de fumar puede ser un proceso difícil que toma mucho tiempo. No obstante, mantenerse alejado del tabaco es la parte que toma más tiempo y la más importante del proceso es que cada día debe tomar la osadía de no fumar ahora pero ya no debes preocuparte porque aquí tienes tu mejor confederado, el software Dejar de Fumar en 7 Días de aquí https://tr.im/1AZgv

    El programa Dejar de Fumar en 7 Días, como su nombre lo indica, es un programa natural que promete acabar con la adicción de fumar en casi nada una semana.

    Este programa fue desarrollado por Julián Costa, un ex-fumador que se convirtió en un experto sobre el tema así que si quieres dejarte de fumar en solo una semana ya has encontrado la solución.

  • hace 5 años

    Para comer frutos de los arboles

  • hace 1 década

    Hasta donde se el pinguino tiene la columna vertebral vertical y no es humano (es un ave, por cierto). Viendo que ya tu primer parrafo tiene afirmaciones erroneas, me niego a seguir leyendo una coleccion azarosa de sustantivos adjetivos y verbos.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    La evolución ha llevado al hombre hacia un cerebro más desarrollado, con más neuronas, pero al mismo tiempo orientado a utilizar la creatividad, el arte y la predicción como instrumentos de supervivencia. La postura bípeda no es la mejor manera de correr muy rápida en distancias cortas pero si es la mejor para transportar el cuerpo y ahorrar energía en distancias largas, porque el cuerpo se mueve menos. Lo que le interesa es la resistencia. Le interesa que la especie pueda estar en período corto de tiempo en ambientes tan diferentes: en la montaña, en el desierto, nadando en el agua, etc. La posición bípeda y con la columna vertebral vertical es la mejor que puede tener para dar un giro de 360 grados alrededor del eje del cuerpo gastando un mínimo de energía.

    Con la postura bípeda es la mejor manera de expresar con nuestro cuerpo todo el arte que hayamos creado en nuestra mente. Imaginémonos los artistas del baile estando en una pista de patinaje sobre hielo, el ballet, las danzas, etc.; no los iguala ningun animal sobre la tierra.

  • Anónimo
    hace 1 década

    ¿Que mezcla de paridas científico-astrológicas acabas de vomitarnos?

  • hace 1 década

    Explicaciones metaficicas sin nigún apoyo cientifico-experimental demostrable.

    No obstante me parece muy bueno el comentario de NOBRAIN

    Uniendome a la campaña de miguel, de la cual me siento miembro desde un inicio... Paulino, YA VETE DE YR

  • Anónimo
    hace 1 década

    Paulino, VETE DE YR!!

  • hace 1 década

    En primer lugar, decir que en lengua castellana, al escribir una oración interrogativa, se pone tanto el símbolo que introduce la interrogación (¿), como el que la finaliza (?).

    Dicho esto, somos bípedos, por el hecho de que si fuésemos cuadrúpedos, al darle la espalda a alguien, le quedearía nuestro ojete en toda su cara, acción totalmente reprobable y soez que incita al perpetuamiento de la especie y a la satisfacción con-génita, con lo cual el hombre no hubiera abandonado la cueva, y no hubiésemos evolucionado hasta lo que somos hoy en dia (¿?). ;)

    Fuente(s): El Libro Gordo de Petete, edición de ayer.
  • hace 1 década

    ya te contestaste la pregunta tu solo, pero yo agregaría que somos bípedos, porque no somos cuadrúpedos. of course.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.