¿Cuál es el problema entre la sociedad y el Departamento de Educación en P.R.?

Soy maestro de nivel elemental e intermedio. Me he dado cuenta que nuestro sistema está fallando y los estudiantes están cada día peores. Entonces ¿Quién tiene la culpa? El Departamento tiene en la mira a los maestros de P.R. y no se dan cuenta que nuestra sociedad está corrompida y que no existe salvación en nuestro sistema. Te invito a que hagas tu análisis sériamente. Gracias.

1 respuesta

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    El primer problema que presenta el sistema publico educativo puertorriqueño es la centralización del mismo. Nuestro sistema es burocrático y esta puramente politizado.

    Otro grave problema de nuestro sistema es la desmotivación

    de los padres, maestros y administradores escolares.

    Todos los maestros puertorriqueños que deseamos y esperamos un cambio, erróneamente pensamos que comenzara primero por la oficina del secretario hasta llegar a los planteles escolares, pero pienso que esa no es la alternativa.

    La alternativa será comenzar de abajo hacia arriba.

    Tengo un profesor de maestría que nos dijo hace poco: "SOIS DE DIRECTOR, SOIS DE SCHOOL".(Suárez, 2006)

    La responsabilidad y funcionamiento de cada escuela recae primero en los planes y motivaciónes del director por mantener un buen plantel y luego, por los maestros, por su motivacion y amor por su vocación.

    Nuestra sociedad esta definitivamente disfunción en muchos sentidos, pero no podemos perder la esperanza.

    aun quedan muchos buenos estudiantes y muchos buenos padres. De igual forma somos muchoooosss los buenos maestros que deseamos trabajar y fortalecer las bases de nuestra educación puertorriqueña.

    La culpa recae en todos y la solución está en las manos de todos y sí existe salvación en nuestro sistema.

    La solución:

    1. No enfocarnos en las debilidades y enfocarnos en los logros.

    2. Seguir esforzándonos por la excelencia, aunque tu compañero de facultad te critique.

    3. Olvidarnos un poco de nuestros derechos y ocuparnos un poco más de nuestras responsabilidades.

    4. Mirar con misericordia a cada niño quién no tiene la culpa ni es responsable de lo que le rodea.

    5. Autoevaluarte cada día y mirar si cumplistes con la asignación que Dios puso en tus manos.

    6. A veces olvidarnos un poco de lo académico y mirar mas de cerca la necesidad de afecto y comprensión que tienen nuestros estudiantes.

    7. Sonreir

    8. Orar y declarar bendición sobre las vidas de tus estudiantes.

    9. Ponerte como maestro en la brecha y modelar positivismo.

    10. Romper con lo tradicional y actualizarte.

    11. En vez de criticar, aportar y solucionar.

    12. Toma un papel protagónico en tu escuela, investiga el problema y crea soluciones.

    13. Integra componentes.

    14. Valorízate.... somos el eje de toda profesión.

    15. No seas espectador; entra en el juego y defiende para que no te quiten la bola....

    P.D. Tengo 14 años de experiencia y aún mi llama de educadora no se apaga.

    Fuente(s): mi experiencia....
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.